Unos 800 empleados del área de distribución serán despedidos

Hoy definen si la compañía inicia operaciones el 18 de agosto, como señala el contrato. Autoridades de la Enee garantizan el pago de los derechos laborales.

La nueva empresa utilizará solo 200 empleados de la Enee para dar mantenimiento a la red de distribución eléctrica, de modo que unos 800 serán cesanteados.
La nueva empresa utilizará solo 200 empleados de la Enee para dar mantenimiento a la red de distribución eléctrica, de modo que unos 800 serán cesanteados.

Tegucigalpa, Honduras.

El comité técnico del fideicomiso de distribución de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) pospuso para hoy la reunión en la que definirán el comienzo de operaciones de la Empresa Energía Honduras (EEH) de capital colombiano-hondureño.

Este contrato fue adjudicado en diciembre del año pasado por la Comisión para la Promoción de Alianzas Público-Privadas (Coalianza), y el documento establece como fecha máxima de inicio el 18 de agosto.

350
Millones de dólares
Debe invertir la Empresa Energía Honduras durante los siete años que dura la concesión adjudicada el año pasado.

La entrada en operaciones de EEH conlleva el despido de centenares de empleados que laboran en esta área.

Fidel Torres, gerente de Distribución de la Enee, explicó que hay unos mil trabajadores en la parte de distribución.

“Este operador entra en la parte de distribución donde hay mil empleados y lo idóneo son 200. Se espera que los despidos anden como en 800 personas; pero esto es en teoría porque al final esto será una decisión gerencial”, sostuvo.

La finalidad es que la mayor cantidad de empleados que requiera Energía de Honduras sean trabajadores de la Enee.

Algunos empleados de la empresa eléctrica han solicitado su despido voluntario y otros están de acuerdo en pasar al nuevo operador, pero deben cumplir con los requisitos que establezca EEH.

Torres aseguró que la Enee garantiza los derechos laborales a quienes queden fuera.

Alcances

El fideicomiso tiene varios objetivos, como la operación y mantenimiento de la red que incluye la reparación de postes y cables.

También la reducción de las pérdidas que significa evitar el hurto de energía conocidas como pérdidas no técnicas, así como disminuir las pérdidas técnicas. Otro punto es la reducción de la morosidad de los clientes que actualmente adeudan unos tres mil millones de lempiras a la empresa.

“Nosotros vamos a quedar para obras de beneficio social, como proyectos en el área rural, de alumbrado público, eso lo seguirá manejando la Enee”, manifestó.

El plan es que la estatal eléctrica salga a flote, pero algunos sectores consideran lesivo este contrato.

Se estima que este convenio tendrá un costo de 40,000 millones de lempiras para la la Enee durante los siete años y medio de concesión.

Miguel Aguilar, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Enee (Stenee), reafirmó en que estos fondos se obtendrán del ahorro que se logre en la reducción de pérdidas que debe hacer la EEH.

El Stenee también será socio del nuevo operador de distribución de la Enee, esto ha creado algunas confrontanciones debido a los despidos que se esperan en los próximos días a raíz de la nueva estructura de la entidad pública.

Autoridades de EEH manifestaron que ya tienen todo preparado para comenzar las operaciones pactadas.

Sostuvieron que tienen listas las instalaciones adonde supervisarán y mantendrán los servicios de distribución.

La Prensa