Padres y director del Primero de Mayo en conflicto por fondos

La Departamental de Educación abrirá una investigación que durará una semana.

Los padres se mostraron indignados y molestos en la asamblea. Fotos: Melvin cubas
Los padres se mostraron indignados y molestos en la asamblea. Fotos: Melvin cubas

San Pedro Sula, Honduras.

De no presentar los fondos constituidos por las contribuciones y servicios fue señalado por los padres de familia el director del Primero de Mayo, sin embargo él afirma que los procesos son transparentes.

Al menos 80 líderes de la asociación de 3,000 familias se reunieron para expresar su descontento con la administración de Hilde Orlando Batiz, director de ese centro desde hace casi diez años.

Manuel Rivas, vicepresidente de la sociedad de padres, refirió que aunque a Batiz se le ha pedido que haga un informe público de la distribución y utilización de fondos propios del centro nunca los ha presentado y, lejos de cumplir con ese deber que es derecho de los padres, se ha mostrado indiferente hasta el grado de amenazar a los solicitantes.

“Si usted pide informes económicos al director se vuelve su enemigo; y estos documentos no tienen ningún sustento, solo hacen balances generales en ellos y no sabemos en qué se gasta el dinero.

Nos ha amenazado y nos ha sacado cuando se da cuenta que vamos a hacer asambleas”, dijo.

Intereses ocultos

Batiz, quien está incapacitado por una operación, manifestó que cuando los padres han requerido informes se les ha entregado por medio de la administradora. “Los informes han sido enviados a la Departamental en su tiempo y forma correcta, al parecer los directivos están molestos porque quieren manejar fondos de aportaciones”, agregó.

Investigación

Sara Doris Sambulá, directora de la Dirección Departamental de Educación de Cortés, se presentó a la asamblea para escuchar las denuncias de los padres e informó que el centro tiene un monto presentado en saldo mediante informe de más de L460 mil a la gerencia administrativa de la departamental.

Ahora se comprobará mediante una investigación si el monto presentado cuadra con lo que se recaudó de los fondos propios o tiene irregularidades, y de encontrarse, proceder a una intervención del centro mediante orden de la Secretaría de Educación.

La Prensa