Honduras contratará 2,700 efectivos para fortalecer la Policía

La comisión ha separado hasta ahora a 291 miembros, la mayoría oficiales.

Foto referencial.
Foto referencial.

Tegucigalpa, Honduras

Honduras contratará a 2,700 policías para fortalecer el cuerpo de seguridad en momentos que enfrenta un proceso de depuración de miembros involucrados en el crimen organizado, anunció este jueves el ministro de Seguridad, Julián Pacheco.

"Tenemos aproximadamente 2,700 policías que están formándose" para "dar un mejor servicio" a la población, reveló el ministro en una rueda de prensa en la que comentó el proceso de depuración de la Policía.

La Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, integrada por el ministro y tres miembros de la sociedad civil, inició en mayo un proceso de evaluación del personal de la institución.

El presidente Juan Orlando Hernández nombró la comisión cuando el Congreso decretó una "emergencia en seguridad", luego de que la prensa denunció que altos jefes mandaron a asesinar en 2009 y 2011 a dos funcionarios del gobierno que combatían el tráfico de drogas, por un encargo de capos del narcotráfico.

En un informe presentado en mayo, la comisión detalló que la Policía tenía 10.662 miembros de la escala básica y 957 oficiales, además de unos 3.000 efectivos de la Policía Militar de Orden Público, adscrita a las Fuerzas Armadas.

La comisión ha separado hasta ahora a 291 miembros, la mayoría oficiales.

Pacheco explicó que el proceso de transformación de la policía implica entrada y salida de personal y que los oficiales que quedaron pasarán por un proceso de certificación en una segunda evaluación.

El presidente Hernández, quien recibió el miércoles un informe de la comisión, estimó que unos 2,000 miembros saldrán de la policía en la depuración y que la meta es que la institución tenga unos 26,000 hombres.

El fortalecimiento de la policía es la apuesta de Hernández para bajar la tasa de homicidios, que en 2015 alcanzó 60 por cada 100,000 habitantes, más de seis veces el promedio mundial establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 8,9 por cada 100,000 habitantes.

La Prensa