Más noticias

Unah perderá L17 millones por cancelación de segundo periodo

Los estudiantes de 42 carreras no pagarán matrícula en el tercer periodo.

Desde hace dos meses están suspendidas las clases en la Unah.
Desde hace dos meses están suspendidas las clases en la Unah.

Tegucigalpa, Honduras

Unos 17 millones de lempiras dejará de percibir por concepto de matrícula la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) por la cancelación del segundo periodo académico.

Esto debido a que 61,528 universitarios de 42 carreras no tendrán que matricularse para cursar el siguiente periodo ni pagar para hacerlo, en caso de que se concrete la anulación de ese periodo debido a la toma de edificios por parte de estudiantes que exigen la derogación de las normas académicas.

Es decir, que los estudiantes no tendrán que ingresar a la página web de Registro de la alma mater para realizar nuevamente el proceso de matrícula ni tendrán que hacer el pago correspondiente de 270 lempiras por ingresar a la Unah.

El mismo sistema trasladará la carga de matrícula de manera automática una vez que se reanuden las clases.

Lo mismo sucederá con la asignaturas que los muchachos matricularon este periodo. Actualmente, son 28 carreras a las que se les cancelaría el periodo, sumadas a las 14 a las cuales se les canceló anteriormente; estas últimas tampoco pagarán para matricularse.

ac-Unah2-170716(800x600)
El diálogo entre los estudiantes y las autoridades de la Unah fracasó.

Período incierto

Pese a que aún no se ha confirmado la cancelación del periodo, todo apunta a que las autoridades terminarán por suspenderlo, debido a que el pasado viernes las autoridades de la máxima casa de estudios prácticamente dejaron en manos del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) el regreso a clases.

Las clases retornarán cuando el MEU suelte los edificios, manifestó la vicerrectora académica Rutilia Calderón.

En caso de que el MEU deje la toma de edificios, lo que resta del segundo parcial sería utilizado para impartir tutorías, según informaciones extraoficiales de fuente de la Unah.

Las tomas de edificios se hacen como forma de rechazo a la aplicación de las nuevas normas académicas que fueron aprobadas en 2014 y puestas en vigencia en 2015.

Esta normas establecen que la nota para aprobar una asignatura no debe ser menor de 65% en 2016.

Para este año, el índice mínimo de aprobación tenía que ser de 70%, pero el Consejo Universitario determinó flexibilizar la medida y pospuso su aplicación para 2018.

Exrectores no llegaron a foro para analizar la crisis

Durante la marcha de los supuestos estudiantes que militan en el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), el pasado viernes en el bulevar Suyapa, sus miembros realizaron actos de vandalismo en contra de edificios de propiedad privada.

En este caso, las afectadas fueron las instalaciones de Emisoras Unidas, ya que con aerosol mancharon las paredes de la empresa de comunicaciones.
“Por nuestra universidad, asesinos de la información”, esa fue la leyenda que los aparentes miembros del movimiento pintaron en un muro.
Asimismo, se observa una pintura que simboliza a un joven encapuchado.
Ayer, los militantes del MEU tuvieron una pequeña reunión en el parque central de Tegucigalpa que fue denominado un foro para analizar la crisis en la máxima casa de estudios.

En él participarían varios exrectores de la Unah, pero al acto ninguno se hizo presente. Actualmente con las tomas que se mantienen en Ciudad Universitaria la institución pierde diariamente 3.8 millones de lempiras por cada día en que no se imparten las clases.