Dictan medidas sustitutivas a 22 estudiantes de la Unah

La decisión fue tomada en los tribunales unificados de lo penal de La Granja en Comayagüela.

Estudiantes detenidos en el Distrito Central de Honduras, previo a la audiencia de declaración de imputado. Foto tomada de Radio América.
Estudiantes detenidos en el Distrito Central de Honduras, previo a la audiencia de declaración de imputado. Foto tomada de Radio América.

Tegucigalpa, Honduras

Un juzgado dictó medidas sustitutivas a 22 universitarios de 24 que fueron detenidos ayer durante un desalojo ejecutado por las autoridades policiales en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

La veintena de estudiantes compareció este sábado en audiencia de declaración de imputado.

Un contingente de más 300 policías antimotines y Cobras ingresaron ayer a desalojar a los estudiantes que tenían tomada la Unah desde hace 26 días.

Los estudiantes ya están en los tribunales unificados de lo penal ubicados en el barrio La Granja de Comayagüela, ciudad gemela de Tegucigalpa, capital de Honduras.

Del total de detenidos, tres no son estudiantes universitarios; la Fiscalía los acusó de usurpación de bienes del Estado.

unah.492(800x600)
Parte de los estudiantes detenidos ayer durante un desalojo en la Unah en Tegucigalpa, capital de Honduras, en las instalaciones de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI). Foto archivo.

En la lista de los que comparecen están Alexandra Flores Sasa, Saúl Antonio Marroquín Díaz, Carlos Antonio Castro del Cid, Daniel Abraham Vásquez Díaz, Jennifer Flores Sánchez, Kelvin Montoya Pérez, Eduardo Guillén Fúnez y Reinaldo Madrid Rubio.

Además están José Flores Paredes, Gerson Cárcamo, Jorge Vásquez Contreras, Elvin Flores Alvarado, Ariel Salinas Fúnez, Alejandra Ávila García, Cristóbal Vásquez Díaz y Allan Ordóñez Aguilar.

La lista la completan Carlos Flores Sosa, Jeimy Jiménez Zelaya, Roy Arístides Flores Montes y Roberto Antonio Barrientos Díaz.

Hay presencia de familiares y amigos en las afueras de los juzgados, que permanecen fuertemente militarizados.

La Prensa