Estudiantes de la Unah lamentan ausencia de diálogo

Diputados de Libre expusieron que hay “incapacidad” para llegar a consensos.

Estudiantes de la Unah antes de ser desalojados de las instalaciones educativas.
Estudiantes de la Unah antes de ser desalojados de las instalaciones educativas.

Tegucigalpa, Honduras.

Entre lágrimas y desesperación, Divina Alvarenga, docente de la facultad de Ciencias Sociales, calificó como “intransigencia” la determinación de desalojar a los estudiantes.

“Es una tortura contra los muchachos y una intransigencia de las autoridades que no responden a las necesidades que tenemos en el siglo XXI porque se quedaron en la lucha ideológica”, expuso.

Aseguró que en la Unah existen personas preparadas para mediar controversias, pero no se dio la oportunidad de participar y resolver el problema.

Alvarenga agregó que los docentes tienen un excelente modelo pedagógico pero no tienen la oportunidad de interrelacionarse con las autoridades universitarias porque no hay puertas abiertas en la administración.

Por su parte, Rasel Tomé, diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), enfatizó que el desalojo solo demuestra la incapacidad de solución de las autoridades de la Unah.

Asimismo, Jari Dixon, parlamentario de Libre, dijo que criminalizar la protesta nunca ha sido la alternativa para todos los problemas sociales que se dan en el mundo.

“Las imágenes ahí están, Castellanos quedará en la historia como aquella rectora que no pude resolver la situación mediante el diálogo”, indicó el legislador. Afirmó que la rectora tiene a disposición varias entidades del Gobierno, por lo que se solidariza con los “más débiles”, en este caso los estudiantes.

Por ello reiteró que siempre instó a que se llegara a acuerdos a través de conversaciones tanto con representantes de la Unah como con los jóvenes protestantes.

La Prensa