Más noticias

Con 65% se podrán aprobar las clases en la Unah

Estudiantes tendrán oportunidad de repetir hasta cinco veces una clase. Hasta 2018 se posterga la implementación del índice del 70% para aprobar una asignatura.

Las autoridades de la Unah durante la sesión de emergencia del Consejo Universitario.
Las autoridades de la Unah durante la sesión de emergencia del Consejo Universitario.

Tegucigalpa, Honduras.

La crisis en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) estaría resuelta al dar marcha atrás ayer a la aplicación de varias normas académicas, que en las últimas semanas desbordaron en tomas de edificios y violentas protestas.

En una sesión extraordinaria de Consejo Universitario y ante la presión estudiantil, las autoridades aprobaron ayer la suspensión del índice del 70% para la aprobación de asignaturas, el cual se aplicará hasta 2018.

Con esta medida, ahora los estudiantes podrán aprobar sus asignaturas con base en el 65%, establecieron los miembros del Consejo Universitario, que sesionó en el edificio anexo de la Unah en Comayagüela.

Otra de las medidas que se aprobó es la ampliación de tres a cinco veces la cantidad de oportunidades para reprobar una asignatura, pero únicamente para aquellos estudiantes que tienen el 50% de su carrera aprobada.

El resto seguirá teniendo como máximo tres oportunidades para repetir una misma materia. En este punto, los estudiantes estarán obligados a someterse a tutorías permanentes. La rectora Julieta Castellanos justificó que le costará más al Estado que un alumno vuelva a empezar una nueva carrera, que darle una o dos oportunidades para recuperar las aplazadas.

tc unah 130616 (2)(1024x768)
Representantes de la Fuerza Universitaria Revolucionaria.

Plan

En la sesión también se determinó que el pago de reposición de exámenes se hará una sola vez por período, sin importar la cantidad de exámenes que se repongan, pues este incluía un pago de 100 lempiras por cada examen a reponer.

Se exoneran de este cobro las asignaturas de base común o generales, es decir, si un estudiante tiene que reponer un examen de español general, no pagará ningún cargo.

Se aprobó la creación de una comisión que estará conformada por autoridades y estudiantes para evaluar el rendimiento de los universitarios, con el propósito de conocer el impacto de las normas.

Dicha comisión también investigará a los docentes con alto índice de reprobación y también a aquellos maestros con alto índice de aprobación en las aulas universitarias. Se ratificó que el actual plan de arbitrios es el vigente desde 2002. La sesión de emergencia del Consejo Universitario inició ayer a las 10:00 am, pero antes de comenzar, la rectora Castellanos se reunió con dirigentes estudiantiles y representantes ante el Consejo.

Durante la sesión, miembros del Consejo, tanto decanos como estudiantes, plantearon las necesidades que existen en cada carrera y los problemas que enfrentan los universitario tanto en las aulas como en laboratorios.

En medio de la sesión, las propuestas fueron tomadas por la Vicerrectoría Académica y la de Orientación y Asuntos Estudiantiles, las cuales posteriormente fueron formuladas a través de un documento presentado ante el pleno del Consejo para su discusión y aprobación. Todos los puntos del documento fueron aprobados, pero con el rechazo de la representación estudiantil ante el Consejo, pues señalaron que estas no cumplían con sus exigencias.