Gobierno anhela que Palmerola compita con Comalapa

La inversión en el nuevo aeropuerto será de 164 millones de dólares, 140 millones para construcción y 20 millones para indemnizar a concesionario.

VER MÁS FOTOS
80 kilómetros Es la distancia que recorrerán los viajeros capitalinos para llegar a Palmerola.
80 kilómetros Es la distancia que recorrerán los viajeros capitalinos para llegar a Palmerola.

Tegucigalpa, Honduras.

Mientras los funcionarios del Poder Ejecutivo buscan acuerdos para no darle el tiro de gracia al aeropuerto Toncontín, el contrato que le da vida a Palmerola no ha sido aprobado en el Congreso Nacional y se desconoce la fecha en que lo harán.

Pese a que la preocupación de algunos sectores se centra en Toncontín y su futuro, en Honduras lanzan las miradas hacia afuera: a El Salvador.

Palmerola no arranca, mientras que en el vecino país apuntan a ampliar la inversión en el aeropuerto de Comalapa que busca convertirse en el líder del istmo centroamericano.

La concesión
Siete empresas retiraron los pliegos y fueron las interesadas en participar en la licitación del aeropuerto de Palmerola. Precalificaron dos y al final solo ofertó una: Emco



Wilfredo Cerrato, ministro de Finanzas, hizo una comparación entre las dos terminales aéreas y hasta expuso que anhelan competir con ellos, una vez Palmerola esté operativo, sin embargo, las diferencias son evidentemente notorias.

Para el caso, Comalapa está a punto de ser ampliado. Se invertirán 492 millones de dólares en ello.

“Comalapa va a hacer un proyecto con una inversión diferencial de 492 millones de dólares, no 40, ni 100, ni 200, ni 300, son 492 millones.

En Comalapa hay un movimiento de 3.6 millones de personas y en Honduras es de un millón”, agregó el funcionario, quien agregó que la inversión que harán los salvadoreños es para ampliar a 6.6 millones de pasajeros al año.

La confinanciación del Estado
El Congreso Nacional autorizará al Estado a que cofinancie el proyecto con más de 76 millones de dólares



Ante un contrato firmado, a Cerrato le preocupa la desconfianza de los inversionistas y resalta las debilidades de Tegucigalpa y su aeropuerto para llevar a cabo el proyecto de Palmerola. La inversión de Palmerola que es de 140 millones de dólares (más de 3,200 millones de lempiras) más el pago de la indemnización al concesionario actual que es Aeropuertos de Honduras, es de casi 23 millones de dólares, que según Cerrato, ya están contemplados en la inversión.

“Nos cuesta 164 millones de dólares, casi 24 millones más con la indemnización que hay que pagar al concesionario actual como estaba inicialmente contemplado a fin de cerrar Toncontín e iniciar Palmerola. Pero físicamente las instalaciones en Palmerola suman 141 millones, cuando ustedes miran 164, ahí van 23 millones de dólares de indemnización”, afirmó el funcionario.

Seguridad en el aeropuerto
Una de las características que más resalta el Gobierno, es la seguridad que habrá en Palmerola, ya que Toncontín es catalogado de los más peligrosos en el mundo por sus aproximaciones



La concesión con Aeropuertos de Honduras culmina en 2020.

Otra de las inquietudes que ha generado Palmerola es que solo tendrá cuatro mangas de embarque versus las 14 de Comalapa. A eso Cerrato respondió: “No es necesario poner 10 mangas, por la estadística que yo le daba al inicio, en Honduras se mueven un millón de pasajeros, verdad, 33.5% son pasajeros de Tegucigalpa, quiere decir que usted no ocupa 10 mangas para mover esa cantidad de gente, sería ineficiente construir un aeropuerto de ese tamaño cuando no hay necesidad, por eso usted va haciendo inversiones a medida que va creciendo el movimiento. Con la inversión estimada de 141 millones de dólares Palmerola está en capacidad de atender la demanda actual y el crecimiento promedio que ha tenido el movimiento de pasajeros, que es de 3% al año”, expuso.

La concesionaria y el operador alemán
La concesión fue otorgado por Coalianza a la empresa Inversiones Emco S.A. de C.V. con su operador Aeropuerto Internacional de Munich de Alemania. El contrato se firmó el 31 de marzo de 2016



La concesión

Según el contrato, la concesión durará 30 años y después el proyecto de Palmerola será traspasado al Gobierno de manera gratuita, a menos que se considere una ampliación.

El documento firmado por la Comisión para la Alianza Público-Privada (Coalianza), la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep) y la empresa Emco, aún no encuentra eco en el Congreso Nacional debido a varias cláusulas catalogadas como polémicas por varios sectores.

En primer lugar se trata del Plan de Migración y Activación Aeroportuaria tratado en las cláusulas 8.22 y 8.23 así como la 8.9 que explica el inicio de la explotación aeroportuaria de Palmerola.

“Se llevará a cabo el proceso de migración de las operaciones del aeropuerto de Toncontín al aeropuerto de Palmerola. El concedente, la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (Ahac) y el concesionario deberán establecer el proceso de migración correspondiente que establece el cierre definitivo de operaciones comerciales para vuelos nacionales e internacionales del Aeropuerto de Toncontín y la explotación del aeropuerto de Palmerola”, dice el contrato.

A raíz de esto, hoteleros, maleteros, turoperadores, transportistas, agencias de viaje entre otros, se organizaron esta semana para impedir el cierre de operaciones totales de Toncontín, pidiéndole al Gobierno que por lo menos lo deje funcionando para vuelos nacionales.

El clamor fue escuchado por Hernández y ahora los funcionarios buscan la manera de que Toncontín opere vuelos nacionales sin dañar el contrato firmado de Palmerola que le da el tiro de gracia al aeropuerto de antaño.

La Prensa