A revisión concesión para que Toncontín opere vuelos locales

Hoteleros, transportistas, maleteros y lustrabotas se unieron para defender aeropuerto. Presidente Hernández pide buscar un punto de equilibrio en el contrato de Palmerola.

Toncontín es catalogado como un aeropuerto inseguro. Está rodeado de zonas habitadas y muy transitadas.
Toncontín es catalogado como un aeropuerto inseguro. Está rodeado de zonas habitadas y muy transitadas.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández instruyó ayer a la Comisión para la Promoción de la Alianza Público-Privada (Coalianza) y a los ministros de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Ordóñez, y de Finanzas, Wilfredo Cerrato, para que revisen el contrato de concesión de Palmerola a fin de buscar la manera de que el aeropuerto Toncontín pueda operar vuelos nacionales.

Detalló que entre “los primeros temas que han encontrado, (hay) un elemento que va a ser clave en esto: es el momento del vencimiento de la concesión que ya tiene Interairport; eso puede dar una opción importante”. Y afirmó: “Si podemos encontrar ese punto de equilibrio, donde Toncontín puede quedar abierto para vuelos locales, ni cosa mejor”.

"Cierre definitivo"
La concesión
LA PRENSA informó el 28 de marzo de este año que la concesión de Palmerola estipulaba el cierre definitivo de Toncontín. Ni para vuelos nacionales puede operar el aeropuerto de Tegucigalpa, según la concesión.
MM toncontindatitoconfoto 1(800x600)



Sí a los dos aeropuertos

Los capitalinos no se oponen a que construyan un aeropuerto en Palmerola, lo que exigen es que el Toncontín no sea el sacrificado.

Hoteleros, transportistas, maleteros, lustrabotas, turoperadores y restaurantes de la zona se oponen al cierre intempestivo del aeropuerto Toncontín cuando ya esté lista la terminal en Comayagua.

Ayer un grupo de empresarios organizados por la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) tuvieron su primera reunión en la que expusieron y dejaron claro que apoyan Palmerola, pero están en contra del cierre de Toncontín.

800,000
dólares mensuales
Pagaría Honduras a la concesionaria como compensación por no cumplir con el cierre de operaciones de Toncontín.



“Cada uno de los gremios se ha estado reuniendo, esta es la primera vez que lo hacemos juntos y es que estamos muy preocupados, tenemos que tomar acciones para prepararnos ante un impacto tan grande que es el cierre de Toncontín”, manifestó la representante del sector hotelero de la capital, Nicole Marder.

La empresaria dijo que la ciudad se mantiene por el movimiento de Toncontín y que al año son unos 50,000 viajeros que se transportan solo a nivel nacional. “Ya a nivel internacional son aproximadamente 300,000 pasajeros que se movilizan en Toncontín. Es importante y podría reducirse al aporte de la ciudad si lo cierran”, agregó.

Sépalo
El contrato de concesión establece que el cese de las operaciones de Toncontín se debe realizar “en el término de 90 días calendario a partir de la suscripción del acta de recepción de las obras obligatorias iniciales”.



Amarrado

El contrato de concesión del Aeropuerto Internacional de Palmerola compromete al Estado a no abrir otra terminal aérea en un radio de 100 kilómetros.

“El concedente (el Estado) garantiza al concesionario (la empresa) que no autorizará la construcción ni operación de un aeropuerto de uso comercial dentro de un radio no menor de cien (100) kilómetros desde el Aeropuerto de Palmerola”, detalla el contrato en lo referente a garantías.

Entre Palmerola y el aeropuerto de Toncontín hay una distancia de aproximadamente 80 kilómetros.

El documento además establece que las ganancias (el canon) del Estado por el uso y operación de Palmerola será del 10% de los ingresos brutos por concepto de la tarifa de salida de pasajero internacional de salida. Indica que el concesionario hará el pago cuando la demanda anual de pasajeros haya superado los 600,000 “pasajeros internacionales de salida” anuales, es decir, que en esta meta no se incluye el número de pasajeros nacionales ni la cantidad de pasajeros internacionales de ingreso.

Además, advierte que “en caso que la demanda anual de pasajeros disminuya por debajo de la cifra indicada en el párrafo anterior (600,000 pasajeros), el pago correspondiente al canon a favor del concedente no será efectuado en el periodo fiscal siguiente”.

La Prensa