Más noticias

Con un revólver calibre 38 asesinaron a Berta Cáceres

La directora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, dijo que solo una pistola utilizaron en el crimen.

Las autoridades avanzan en resolver el crimen de la líder ambientalista.
Las autoridades avanzan en resolver el crimen de la líder ambientalista.

Tegucigalpa, Honduras.

La autopsia que se le practicó a Berta Cáceres arrojó que sus asesinos utilizaron una pistola calibre 38 para dispararle y quitarle la vida, informó Julissa Villanueva, la directora general de Medicina Forense.

Villanueva dijo ayer que en el cuerpo de la ambientalista se recuperaron una “gama de indicios” y se le aplicaron de 25 a 30 exámenes criminalísticos. La doctora confirmó además que solo un arma se utilizó para ultimar de tres balazos a Cáceres.

“Siempre creemos que el cuerpo habla. Doña Berta tenía en el cuerpo indicios balísticos que nadie los podía contaminar, ni iba poder contra la ciencia. Andábamos buscando un revólver calibre 38. La Atic trabajó incesantemente con una serie de investigaciones y se logró identificar el arma, no siempre se logra identificar, los grandes crímenes se resuelven encontrando las armas”, aseguró Villanueva.

Según las investigaciones, quien tenía la pistola con la que le dispararon y le quitaron la vida a la coordinadora general del Comité Cívico de Organizaciones Populares (Copinh), es Emerson Eusebio Duarte Meza, capturado en La Ceiba el pasado lunes y quien inicialmente se había acusado por portación ilegal de armas.

A la pistola decomisada al imputado se le hizo el peritaje y coincidió con los indicios hallados en el cadáver de Cáceres.

La doctora desvinculó al mexicano Gustavo Castro en el crimen de la defensora del ambiente diciendo que “científicamente, desde la escena del crimen, desde la reconstrucción balística que se hizo se desvinculó al señor Gustavo en ese tema. Hicimos trabajos conjunto con jueces, fiscales, balísticos y expertos peritos en la reconstrucción del hecho y determinaron conforme a la ciencia que Gustavo Castro no había participado en eso, por eso después del tiempo prudencial se logró que el señor saliera del país”.

Gustavo Castro se encontraba la noche del 3 de marzo, día en que fue ultimada Berta Cáceres, en su casa y resultó con rosones de bala en la mano y la oreja. Por el asesinato de la coordinadora del Copinh están acusados Douglas Geovanny Bustillo, Sergio Ramón Rodríguez Orellana, Mariano Díaz Chávez, Edilson Atilio Duarte Meza, quienes guardan prisión en Támara.