Congreso Nacional esperará recomendaciones para aprobar Ley de la Policía

Presidente de la Comisión de Seguridad del Poder Legislativo espera que la Maccih también haga sus recomendaciones.

La Policía Nacional está conformado por 14,000 elementos de diferentes rangos.
La Policía Nacional está conformado por 14,000 elementos de diferentes rangos.

Tegucigalpa, Honduras.

El Congreso Nacional esperará las sugerencias y recomendaciones de la Comisión Especial de Depuración para retomar la discusión y aprobación de la Ley Orgánica de Policía Nacional en su tercero y último debate.

Esta legislación aún no concluye el primer debate en la cámara legislativa y por ser de alta importancia para la población se realizarán los tres debates, informó Tomás Zambrano, presidente de la Comisión de Seguridad del Congreso.

Aseguró que el debate de esta legislación continuará en los próximos días, pero esperarán el primer informe de la Comisión Especial de Depuración.

El parlamentario explicó que según las disposiciones, la Comisión debe entregar un informe trimestral al Congreso en el cual pueden sugerir algunos cambios o agregados a la ley que no están considerados en el proyecto. “Vamos a un paso firme con la nueva ley, siempre haciendo la espera de las observaciones que nos pueda hacer la comisión. Antes de empezar el tercero y último debate es necesario recoger los insumos de la Comisión Especial”, detalló.

Agregó que sería irresponsable aprobar la ley sin atender el informe y las sugerencias que la Comisión pueda anotar en el documento.

Al mismo tiempo refirió que no descartan que la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) haga algunas observaciones en el tema, ya que una de las atribuciones es ayudar al fortalecimiento de la Policía.

Proyecto

La ley consta de 174 artículos y hasta el momento se han discutido más de 100.

Una de las novedades de la normativa es que la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP) pasará a convertirse en una división de la Secretaría de Seguridad que estará bajo la subordinación del alto mando policial.

El artículo 27 de la propuesta define que la División de Investigación y Certificación Policial será la dependencia encargada de practicar de forma general o selectiva las pruebas de evaluación y confianza, tales como toxicológicas, sicométricas, polígrafo y estudios socioeconómicos y patrimoniales a todos los miembros de la carrera policial.

Zambrano mencionó que la figura de agregadurías policiales aún están en el proyecto de ley.

Omar Rivera, miembro de la Comisión Especial para la Depuración, informó que todavía no revisan este proyecto.

“En su momento y con el propósito de afinar detalles respecto a la ratificación de la nueva estructura orgánica de la Policía y definir los mecanismos de gestión del recurso humano policial, seguramente la Comisión Especial tratará este tema que se discute en el Congreso Nacional”, expuso.

En ese orden, añadió que están ejecutando acciones responsables de certificación de los integrantes de la carrera policial, bajo una metodología que prioriza la evaluación e investigación de los altos mandos policiales, es decir, “de arriba hacia abajo”.

Lo anterior con base en la información suministrada por la Secretaría de Seguridad, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), la Procuraduría General de la República, el Ministerio Público, entre otras instituciones.

La actual Comisión Especial de Depuración fue nombrada a raíz de los actos irregulares dentro de la Policía Nacional.

El último acontecimiento fue la publicación de un informe hecho por la Inspectoría de esta institución el cual revela los nombres de los altos agentes implicados en el asesinato del zar antidrogas Arístides González y Alfredo Landaverde, exasesor en materia de seguridad. Ahora, esta Comisión determinará quiénes de los que forman parte de la Policía cumplen el perfil de idoneidad y gozan de la confianza suficiente como para continuar en servicio.

La Prensa