Más noticias

Piden denunciar nuevas formas para extorsionar

Ahora mandan teléfonos celulares a las terminales de buses y puntos de taxis para dar instrucciones. En Navidad, hasta el pago de aguinaldo exigieron los delincuentes.

El sector transporte está golpeado por la extorsión comandada por grupos de maras y delincuentes comunes que se disputan los clientes.
El sector transporte está golpeado por la extorsión comandada por grupos de maras y delincuentes comunes que se disputan los clientes.

Tegucigalpa, Honduras.

La entrega de cartas en terminales de autobuses y puntos de taxis quedó atrás. Las llamadas a los números de teléfonos de los transportistas también.

El crimen se modifica y la autoridad lo sabe.

Con la llegada de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) en 2013 y el bloqueo de llamadas en centros penales, los extorsionadores están usando nuevos métodos, siempre con el afán de despojar de miles y hasta millones de lempiras al sector transporte.

“Están mandado un celular a las terminales y puntos de taxis. Piden hablar con el encargado y le entregan el celular. El que lo va a dejar se va y al ratito cae la llamada. Se identifican y nos dicen cuánto hay que pagarles. Conocen todo de nosotros, de nuestras familias, de lo que tenemos. Todo”, manifestó Alcides, un conductor de bus de la zona de los mercados en Comayagüela.

MM Transporte01 260416 (3)(1024x768)
Autoridades aseguran que debido a la infiltración en el sector ha sido difícil erradicar el delito.

Alcides asegura que ha servido como testigo protegido en la FNA alrededor de 10 veces. Ha dado datos, direcciones, números de teléfonos de los extorsionadores y hasta los ha identificado en fotos. Sin embargo, según dice, de los que ha denunciado no hay ni uno preso.

“LLevamos años pagando extorsión porque necesitamos el trabajo. La autoridad sabe muy bien qué grupos son los que nos extorsionan y no hacen lo suficiente. No hay nada que se pueda hacer porque si no pagamos nos matan”, agregó insatisfecho.

Operatividad

Para la FNA, los grupos criminales que están extorsionando a los transportistas se han debilitado porque la mayoría de sus cabecillas están presos. “El problema es el temor que infunden en ellos, por esta razón corren a recoger el dinero y enviárselos. Sabemos que están debilitados, pero siguen buscando maneras de cometer el delito”, dijo a LA PRENSA un militar de alto rango de la FNA.

Los extorsionadores ahora desconfían de los transportistas. Están seguros de que estos han interpuesto las denuncias en la FNA, razón por la cual ya no los llaman a sus celulares. “Ellos saben que la autoridad los puede estar escuchando y ya no nos extorsionan así”, agregó Alcides.

MM Transporte01 260416 (5)(1024x768)
Autoridades de la FNA han incrementado los operativos.

Y no solo la manera de extorsionar ha cambiado, también la recolección del dinero. Ahora los criminales están obligando a los transportistas a entrar a su territorio con el afán de entregar el dinero.

“Ellos escogen quien será la persona encargada de llevarles el dinero. Esas indicaciones las dan mediante el celular que nos envían. Solo esa persona puede ir, y si nos tardamos en pagar, no paran de llamar cobrando. Ahora en Navidad hasta aguinaldo querían”, reveló el transportista.

Las redes sociales

Al bloquearse las llamadas en la Penitenciaría Nacional y los centros penales en todo el país, los extorsionadores buscaron alternativas para no perder su sucio negocio. Pusieron un ojo en las redes sociales, en las que no hay control de la autoridad, y comenzaron a extorsionar mediante Facebook y la mensajería instantánea WhatsApp, las más populares entre los hondureños.

“Por estos mecanismos es muy fácil que identifiquen a sus víctimas. Muchas personas son pretensiosas y publican fotografías con los bienes materiales que tienen y dan a entender que llevan una vida suntuosa. Por eso son presa fácil de los extorsionadores. También en la mensajería es muy fácil comunicarse, no requieren de una autorización para mandarle un mensaje a alguien”, explicó un especialista en operativos de la FNA.

MM Transporte01 260416 (2)(1024x768)
¿Cómo denunciar? Se puede llamar al 911 o dar información vía correo: fuerzanacionalantiextorsion@hotmail.com

La extorsión se ha convertido en un tema de seguridad personal. Tanto las víctimas como los agentes no quieren dar la cara, mucho menos su nombre.

Aseguran que los extorsionadores pasan muy informados y pueden identificarlos de inmediato.

“Son tres años de labores, las investigaciones nos han dado muchos frutos. Hay extorsionadores detenidos casi todos los días, principalmente en Tegucigalpa y San Pedro Sula. Conocemos muy bien la estructura de los extorsionadores y en el sector comercio hemos logrado desarticular algunas bandas. Sin embargo, la percepción de la extorsión se torna al sector transporte porque son muy mediáticos y hay que dejar algo muy en claro: el transporte está infiltrado, por eso se nos dificulta más el combate de este delito”, aseguró el experto de la FNA.

Las extensiones

La FNA se ha ido extendiendo a nivel nacional a pesar de que solo tienen tres años de operatividad. Conformada por agentes militares y policiales, esta Fuerza se va ganando la credibilidad y apoyo de la población; sin embargo, la muerte sigue acechando a los obreros del transporte, incluso muchos han muerto porque se han negado a pagar la extorsión.

“La mayor incidencia de la extorsión se da en Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, pero ya estamos extendiendo nuestra cobertura a Choluteca, Olancho y Comayagua. Los delincuentes están emigrando a las ciudades cercanas por la presión que se les está haciendo. Este delito lo comete el crimen organizado, pero ya se ha detectado multitud de infiltrados en los gremios”, agregó el agente.

El sector comercio también sufre los embates de los extorsionadores. En los últimos días, decenas de negocios cerraron abatidos por el miedo y la crisis en que los tiene el pago de extorsión.