Más noticias

Embajada de EUA entregó información de corrupción en la Policía de Honduras

Reveló que esa información "ya había sido compartida con el Gobierno de Honduras..."

El embajador de Estados Unidos en Honduras, James Nealon, ha estado anuente a cooperar con la depuración policial. Foto de archivo.
El embajador de Estados Unidos en Honduras, James Nealon, ha estado anuente a cooperar con la depuración policial. Foto de archivo.

Tegucigalpa, Honduras

La embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa informó que ya proveyó a la Comisión Especial de Depuración información relevante sobre supuestos hechos de corrupción en la Policía Nacional, que en el pasado ya había sido compartida al Estado de Honduras por los canales oficiales.

La delegación diplomática confirmó así la publicación que dio en exclusiva diario LA PRENSA en el sentido que los comisionados del proceso de depuración habían solicitado información a EUA sobre policías implicados en crimen organizado y narcotráfico y que estén bajo un posible proceso de extradición.

“La Comisión Especial para la Reforma de la Policía solicitó información a la Embajada de los Estados Unidos de América relacionada con su investigación sobre hechos de corrupción de la policía, y se le proveyó dicha información”, aseveraron las autoridades de la embajada estadounidense en un comunicado.

“La gran mayoría de esa información ya había compartida con el Gobierno de Honduras durante varios años mediante los mecanismos normales que existen para informar al Gobierno cuando la embajada da cuenta que existen indicios creíbles que oficiales de policía han estado involucrados en violaciones a los derechos humanos, tráfico de narcóticos u otros crímenes serios” agregó.

Ratificó que como país amigo de Honduras, "los Estados Unidos de América apoya los esfuerzos de la Comisión y considera que es el deber de todos compartir la información que posee para que la depuración (de la Policía de Honduras) tenga éxito”.

“La Embajada no está investigando a la Policía Nacional de Honduras – esa es labor de Honduras. Sin embargo, contamos con programas sustanciales de entrenamiento y de otros tipos para oficiales de policía, y las leyes de los Estados Unidos requieren que la Embajada esté confiada que el personal que recibe esa asistencia no esté involucrado en violaciones serias a los derechos humanos, tráfico de narcóticos u otros crímenes que no sean compatibles con la política exterior de los Estados Unidos”, afirmó el embajador James D. Nealon.