Ministros se repartían corredores de la droga en Honduras

El comisionado Osorto Canales dijo que políticos contaminan la Policía.

Policía Nacional de Honduras. Foto referencial.
Policía Nacional de Honduras. Foto referencial.

Tegucigalpa, Honduras

El comisionado Henry Osorto Canales, ascendido recientemente a ese puesto, dijo este viernes que en la Policía Nacional han existido políticos que han contaminado esa institución, ministros que se repartieron corredores y la existencia de asesores del crimen organizado.

Añadió que es apenas un 5% de la Policía el que está dañando la institución y que esos no son de abajo, son una cúpula manejada por un poder que se esconde "detrás de un trono".

"No estoy hablando del actual Gobierno, el señor presidente (Juan Orlando Hernández) está haciendo todo lo que corresponde, está haciendo lo que otros gobiernos no hicieron y estamos con él, y le vamos a dar todo el apoyo", sostuvo el comisionado en el programa de debate Frente a Frente, que se transmite por Televicentro.

Osorto Canales dice que "al presidente le falta más información, porque debe tener información de todos los sectores, porque a veces el crimen organizado tiene asesores; y qué es lo que va a asesorar un empleado de un narco, lo que le conviene al cartel".

Aseguró que el 95% de los policías son honrados, eficientes, pero el 5% es el que está haciendo daño y "ese 5% no crea que son los que estamos abajo, son los que están arriba, son los que tienen poder de decisión, son los que pueden decir a este quítemelo de aquí y me lo ponen allá".

Por amplia mayoría y con el respaldo de todos los partidos políticos, el Congreso Nacional aprobó ayer el decreto mediante el cual se declara situación de emergencia y de seguridad nacional e interés público el proceso de depuración de la Policía Nacional por un termino excepcional de doce meses.

Un informe establece que al menos 25 policías participaron en asesinato de Julián Arístides, exdirector de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) y que la misma Policía, en otro hecho, asesinó a Alfredo Landaverde.

Políticos involucrados


En cuanto al crimen organizado, según Osorto Canales, el tema no debe quedarse solo con la simple depuración policial, "hay que ir más arriba, cuando me refiero hacia arriba, estamos hablando del estatus político, porque sé que algunas personas han utilizado nuestra institución y la han contaminado".

"Eso es lo que nosotros estamos pagando, eso es lo que estamos pagando, es más yo siento pena andar uniformado en la calle ahorita, porque dicen este es un comisionado, debe ser de la cúpula y es un corrupto, y nosotros como dicen no hemos ni agarrado la chapa del fresco", apuntó.

Pidió denunciar a todos los policías que estén involucrados en el crimen organizado, "no importa de qué escala sean, comisionados, de la escala básica, generales o al ministro o viceministro, hay que decirlo porque aquí lo que queremos es el bien del país, porque no podemos pagar el 95% por el 5%, ahorita toda la gente nos ve como que somos criminales y no es así".

"Líneas" dentro de la Policía


Advirtió que no quieren "injerencias o que vengan líneas que no se sabe de dónde vienen, porque tal vez un policía en un departamento está haciendo buena labor, está agarrando los gatilleros de los narcos y es ahí donde viene el problema que no se sabe por qué lo quitaron; porque no hay una explicación lógica, no hay un informe que sustente el porqué lo quitan".

"Es más la Policía creían que era hacienda, que cuando aquí vinieron unos ministros llegaron en taxi a Casamata, después uno se fue para San Pedro Sula y el otro se quedó en Tegucigalpa, pero no para combatir el delito sino para repartirse el corredor de todo el litoral Atlántico y el centro", agregó.

Reveló que esos ministros "se encargaban de poner los policías y oficiales adecuados en los puntos claves como decir Tepemechín, Chepelares, El Paraíso, cuando le hablo de esos lugares sabe a qué me refiero a occidente que es por donde circulaba la mayor parte de droga hacia Guatemala y es una lástima que nosotros, como oficiales de Policía, sigamos soportando eso y aguantando y que vean al policía como el delincuente".

"Como Policía digo estas cosas porque mi trabajo ha sido Dirección e Inteligencia toda mi vida, a Honduras la conocemos fraccionadamente y sabemos quién opera en todos los lugares, y quiénes son los compinches cómo se mueve aquí y como se mueve todo", argumentó.

Su experiencia en Olancho

Canales contó su experiencia en el 2014: "Cuando fui asignado a Olancho, que es un área de narcotráfico, ahí caían 10 avionetas al mes, en años anteriores, pero cuando yo estuve cero avionetas y eso se puede comprobar a través de la Embajada Americana".

"Empezamos a agarrar a todos los gatilleros de los narcos, a destruir pistas y logramos que el índice delictivo se bajara al 50%, el narcotráfico es lo que produce más homicidios", informó.

Aclaró que "en las organizaciones criminales no todos hacen el papel de sicariato, algunos agarran el tema de los medios de comunicación, otros localización, otros a otras cosas y otros el papel directo del sicariato".

El comisionado no tiene miedo de sus palabras, asegurando que "no importa que estas palabras que estoy diciendo vayan a repercutir sobre mí, lo estoy haciendo por mi país, soy un comisionado, me pueden retirar".

"Sé que es un momento histórico para la Policía Nacional, ya que con este decreto lo que se está haciendo es el fortalecimiento de nuestra institución y sé que todas las bancadas, desde el Congreso Nacional, han optado y están haciendo lo mejor para nuestro país de acuerdo al decreto de ley que emitió nuestro señor presidente", explicó.

¿Por qué nos cambian? ¿Por qué nos relevan?


Defendió la Policía diciendo que "la mayoría de los oficiales que estamos actualmente, algunos hemos sido víctimas, y hemos sido sometidos por esos llamados policías que se han prestado al juego sucio y han estado a la orden de los criminales".

"Han habido obstáculos, siempre hay líneas políticas, lo digo con conocimiento porque he sido víctima; en el lugar en el que he estado asignado hemos hecho el trabajo de la mejor manera profesional de acuerdo a lo que nos dice la ley pero cuando hay instrucción y nos relevan, no sabemos por qué nos relevan", afirmó.

"¿Por qué nos cambian? ¿He preguntado por qué me cambian?, no se sabe pero por qué, porque atrás, como decimos, atrás del trono está la mano peluda, ¿y quién es el que está atrás del trono?, pues esa persona no la podemos ver, pero hagan la deducción lógica todos los que están en el panel (Billy Joya, Eval Días, Augusto Cruz Asensio, Tomas Zambrano y el periodista Renato Álvarez)", refirió.

"Depuremos la Policía, está bien, pero los que lleguen a la institución sean personas de credibilidad, que no tengan ningún compromiso con ningún cartel, con ninguna organización criminal porque lo que hacen es utilizar nuestra institución para poder beneficiar a esos grupos que ellos están representando en la clandestinidad".

Explicó que estos hechos que sucedieron (el informe que implica a la cúpula en la muerte de Arístides González y Alfredo Landaverde) y "que han reventado últimamente, que han salido a la luz pública, fueron hace algunos años, pero aquí no solo hay que juzgar a policías".

"Viéndolo desde un punto de vista jurídico, la responsabilidad de los delitos se cometen por dos cosas, por omisión y comisión, si un hecho delictivo sucede y no se le da el seguimiento profesional, ¿Qué está haciendo el funcionario público?, está cometiendo un delito penal, igual lo tienen los ministros y exviceministros que han estado", concluyó.