"Que me investigue la Fiscalía": exdirector de Policía Escoto Salinas

Salomón Escoto Salinas dice que jamás miró el informe que vincula a agentes de la Policía con el asesinato de Julián Arístides González.

Salomón de Jesús Escoto Salinas era el director general de la Policía cuando asesinaron a Julián Arístides González Irías.
Salomón de Jesús Escoto Salinas era el director general de la Policía cuando asesinaron a Julián Arístides González Irías.

Tegucigalpa, Honduras

Salomón de Jesús Escoto Salinas, exdirector de la Policía Nacional de Honduras, aseguró este martes que jamás conoció el informe donde se vincula a agentes y oficiales con el asesinato de Julián Arístides González Irías.

"Recuerde que se organizaron varios equipos de investigación en la cual ellos se reunían y sacaban conclusiones para hacer un informe final y este informe no llegó a mis manos, no sé a quien llegaría porque estaba la Inspectoría general", recordó el excomisionado en condición de retiro.

También dijo estar dispuesto a ponerse en manos de las investigaciones del Ministerio Público. "Yo no me escondo, mi conciencia está tranquila, estoy dispuesto y a la orden que ellos me digan para asistir a la Fiscalía".

Escoto Salinas era el director general de la Policía cuando asesinaron a Julián Arístides González Irías, el 8 de diciembre de 2009.

"Yo Salomón de Jesús Escoto Salinas no tengo nada que ver con ellos (informe), me someto a la justicia, que me investigue la Fiscalía, a la hora que ellos quieran yo me presento para dar mis declaraciones", indicó.

Sobre si participó en la planeación del asesinato de Arístides dijo "que me demuestren pruebas".

"Ese documento (informe) jamás llegó a mi oficina porque estaba en proceso de investigación. Si el documento hubiese estado en mis manos le doy curso porque quien hacía las investigaciones era la inspectoría que dependía del Ministerio de Seguridad", aclaró.

Dijo que él pasa en su casa, "ando solo, no tengo nada que esconder, no tengo miedo de nada porque no he hecho nada".

Para Salinas la Policía tiene que hacer una verdadera investigación para dar con los responsables de estos hechos y dejar las especulaciones.

"No sé si existe o no existe, pero yo no lo he visto en mis manos. Estoy con la necesidad de aclarar que yo no tengo nada que ver en ese asunto", esclareció.

Ahora Salinas se define como un cristiano defensor de los derechos humanos.

La Prensa