Replantean el destino de los fondos de la Tasa de Seguridad

Policía y Ministerio Público acapararán mayoría de recursos, mientras que las Fuerzas Armadas sufrirán recortes. La decisión es parte de la nueva estrategia de seguridad del Gobierno.

Agentes de la Dpi y del grupo de Operaciones especiales tácticas (gOet) hicieron ayer un operativo para identificar migrantes.
Agentes de la Dpi y del grupo de Operaciones especiales tácticas (gOet) hicieron ayer un operativo para identificar migrantes.

Tegucigalpa, Honduras.

La matriz de inversión de la Tasa de Seguridad Poblacional experimentará este año un nuevo giro en concordancia con la nueva estrategia del Gobierno dirigida a golpear a las organizaciones criminales dedicadas a la extorsión, priorizando el destino de los fondos a la Policía Nacional, al Ministerio Público y en proyectos de prevención.

Eso implica que la mayor “tajada del tasón” ya no se destinará al equipamiento y aumento de personal de las Fuerzas Armadas de Honduras (FF AA), como ocurrió en los cuatro últimos años, sino que se enfocará a fortalecer la operatividad, investigación y logística de la Policía y Fiscalías dedicadas al combate de la delincuencia organizada.

Fondos

Desde que la tasa entró en funciones en 2012 hasta diciembre de 2015, la Secretaría de Defensa Nacional recibió un total de 3,064.6 millones de lempiras, mientras la Secretaría de Seguridad dispuso de 2,274.2 millones, la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) 1,414.2 millones, el Ministerio Público 335.6 millones y la Corte Suprema de Justicia 171.8 millones de lempiras.

Lo anterior implica que las Fuerzas Armadas recibieron desde 2012 a la fecha un 39% del total de los ingresos de la tasa de seguridad; entre tanto, la Policía Nacional acaparó el 29% y la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) un 18%.

Los demás recursos se repartieron entre la CSJ, el Ministerio Público, alcaldías y en el área de prevención.

Esa multimillonaria inversión para el Ejército hondureño sirvió para apuntalar a la institución castrense con la adquisición de nuevo equipo, la contratación de más efectivos para la Policía Militar y de Orden Público (POMP) y la compra de radares para implementar el escudo aéreo, entre otras cosas.

Juan Ramón Molina, coordinador del Comité Técnico de la Tasa de Seguridad, informó que al final del año pasado se recaudaron L2,919.4 millones y hasta el 31 de enero de 2016 iban 149 millones, lo cual indica que este año los ingresos andarán por la misma suma.

Especificó que luego del gran apoyo que se le dio a las Fuerzas Armadas en los últimos años, habrá un replanteamiento del destino de los fondos del tazón para apuntalar la lucha contra la delincuencia.

Detalló que se logró dotar a los cuerpos de seguridad de equipo de comunicaciones, radares y tecnología de punta, y ahora viene la etapa de fortalecimiento de la Policía y la Fiscalía.

“La inversión más grande es el fortalecimiento de la Policía, ya que el Ejército se fortaleció y ahora todo se va enfocar a la Policía, a los proyectos de prevención y al Ministerio Público”, concluyó.

LC tason 260216(1024x768)

La Prensa