Maestros se merecen un aumento salarial, dice ministro Marlon Escoto

Educación aplaude el hecho de que en tres años se hayan cumplido los 200 días de clases. Política salarial depende del Ejecutivo, dice diputado.

Los maestros del sistema demandan un incremento porque han cumplido los 200 días de clases. Aseguran que llevan siete años sin recibir un incremento.
Los maestros del sistema demandan un incremento porque han cumplido los 200 días de clases. Aseguran que llevan siete años sin recibir un incremento.

Tegucigalpa, Honduras.

El ministro Marlon Escoto dijo que es la primera vez que el magisterio merece un aumento salarial por el buen desempeño laboral de los últimos años.

El sistema educativo del país de 2013 a 2015 alcanzó la meta de 200 días de clases.

Escoto aseguró que este año “sería la primera vez que los profesores recibirían una mejora salarial por un trabajo realizado”.

Con 500,000 firmas, mediante una iniciativa de participación ciudadana presentada ante el Poder Legislativo, los docentes de Honduras buscarán un incremento salarial.

El aumento que pretenden es de al menos seis mil lempiras, aseguran dirigentes magisteriales, considerando que no han recibido ajustes en los últimos siete años.

Escoto detalló que “antes los profesores recibían aumentos salariales cerrando las escuelas”.

Manifestó que si de parte de los docentes “hay resultados”, entonces “hay compensaciones”, refiriéndose a que los docentes merecen un aumento. El funcionario aseguró que con buenos resultados “ganarían los niños porque las escuelas estarían abiertas y los profesores cuando se compense su trabajo”.

El Gobierno informó este primero de febrero que revisaría los ingresos de los primeros seis meses del presente año para poder dar un aumento salarial a los docentes.

El presupuesto destinado para el área educativa en 2016 es de 24,671 millones de lempiras. Hay alrededor de 58,689 docentes en el sistema educativo del país.

Por lo tanto, si las autoridades aceptan el aumento salarial solicitado por los maestros, se tendría un impacto de 352 millones de lempiras mensuales en las finanzas del Estado.

Es el Ejecutivo

La iniciativa del sector magisterial para que el Congreso Nacional decida un aumento salarial para los docentes no tendrá asidero, según el presidente de la Comisión de Presupuesto, diputado Francisco Rivera.

El diputado manifestó que el sector magisterial puede presentar esa iniciativa, pues es un derecho que les otorga la Constitución. Sin embargo, recordó que el presidente Juan Orlando Hernández nombró una comisión para revisar el renglón de los salarios de los docentes.

Rivera afirmó que la política salarial del Gobierno no la maneja el Congreso Nacional, sino que el Poder Ejecutivo, por lo que el presidente de la república es el que tiene la última palabra.

Agregó que hay voluntad del Gobierno de hacer un ajuste salarial a los profesores debido a que en estos dos años han cumplido con la responsabilidad de impartir los 200 días de clases y además han mejorado la calidad educativa y se ha logrado la gobernabilidad en el sistema educativo.

La Prensa