Más noticias

Sector sureste de San Pedro Sula es el más vulnerable al zancudo

La vigilancia será reforzada porque el zika está asociado al síndrome de Guillain-Barré y a la microcefalia. Por el momento no hay vacuna para prevenir el contagio.

 Una sugerencia que hace la Secretaría de Salud y la Municipalidad es mantener limpios los patios y solares.
Una sugerencia que hace la Secretaría de Salud y la Municipalidad es mantener limpios los patios y solares.

San Pedro Sula, Honduras.

Los Carmenes, El Ocotillo y Rivera Hernández son algunos de los sectores más vulnerables a la propagación del zancudo Aedes Aegypti que produce el dengue, chikungunya y zika.

Las autoridades de la Secretaría de Salud señalan que todo el sector sureste de la ciudad es el de mayor infestación, por lo que allí se centran los esfuerzos para combatir el vector y prevenir las enfermedades.

Los sitios más propensos a la embestida del zancudo son aquellos que no tienen un servicio de agua potable permanente, lo que obliga a sus pobladores a almacenar el vital líquido.

Según especialistas, el mayor aliado del zancudo es la falta de conciencia sobre la relevancia de la higiene en los hogares sampedranos.

Lorena Martínez, directora de la Región Metropolitana de Salud, dice que el trabajo en la ciudad es fuerte através de la mesa intersectorial y ha sido fundamental para tener importantes resultados.

Este grupo está conformada por la alcaldía, los bomberos, las Fuerzas Armadas, la Cruz Roja, Copeco y Fuerzas Vivas. Además, hay 16 mesas intersectoriales pequeñas en cada centro de salud y se da cobertura semanal a unas 10 mil casas.

“La incidencia de casos las tenemos dispersa en toda la ciudad, pero con relevancia en el sector sureste y es porque tienen que mantener agua almacenada y no la tapan”, explica la doctora. Acciones sencillas como tapar el recipiente donde se almacena agua limpia y asear los patios pueden evitar la propagación del vector, agrega.

Cada zancudo tiene capacidad de poner 120 huevos y aunque los equipos desarrollen operativos para eliminar criaderos y limpiar, de nada sirve si el sampedrano no colabora con la higiene en su hogar.

La preocupación aumenta porque, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las embarazadas representan un grupo vulnerable. En estudios se comprobó que el zika provoca microcefalia en los niños. Por el momento no hay vacuna para prevenir el contagio, ni medicinas específicas para tratar la enfermedad, que en tres de cada cuatro casos no presenta síntomas. Además, el virus estaría asociado al síndrome de Guillain-Barré.

Por ello, las autoridades de Salud en San Pedro Sula recomiendan a las embarazadas acudir al centro de salud para informarse.

Juan José Leiva, director de Salud Municipal, dice que la prevención de estas enfermedades comenzaron en 2014 para reducir los índices de infestación larvaria. “Intervenimos colonias completas para ahuyentar este vector que transmite las tres enfermedades que están acosando a este municipio”.

Nahúm Alvarado, jefe de Participación Comunitaria, refiere que los promotores visitan casa por casa para enseñar a los habitantes a identificar los criaderos y cómo eliminarlos.