Más noticias

Por negligencia se duplicó costo del libramiento de canal seco

Empresarios palmeros estudian otra alternativa que podría sustituir la ruta de La Barca-El Progreso-Baracoa. El 24 de febrero se hará un panel para analizar el tema vial.

Los trabajos en el segundo anillo están a punto de finalizar y aún no se tiene una solución concreta. Fotos: Franklyn Muñoz
Los trabajos en el segundo anillo están a punto de finalizar y aún no se tiene una solución concreta. Fotos: Franklyn Muñoz

San Pedro Sula, Honduras.

Basados en el aumento de los materiales de construcción y la mano de obra, en nueve años el costo del libramiento de San Pedro Sula del canal seco ha aumentado en un 50% su valor en lempiras.

No tomar decisiones concretas este año no solo pondría en riesgo la calidad de las vías y causaría un congestionamiento inédito en la ciudad, sino que incrementaría los costos a un grado que puede volverse impagable.

Así lo indicaron ayer los miembros de la Fundación para el Desarrollo del Valle de Sula (Funpade) durante el lanzamiento del panel de discusión “Libramiento Vial del Valle de Sula” a desarrollarse el 24 de febrero en la ciudad.

Actualmente, propietarios de las fincas de palma africana realizan a través de una empresa consultora un estudio de la ruta Baracoa-Batán para agilizar el traslado de su producto hacia Puerto Cortés. De ser factible, esta ruta sustituiría uno de los tramos de las mejores opciones surgidas en el estudio realizado por el consorcio Cinsa-Saybe, que es la que comprende de La Barca-El Progreso y Baracoa.

Esta nueva alternativa incluiría la construcción de un tramo adicional de 39 kilómetros que abarcaría la construcción de puentes como uno de los mayores componentes del proyecto y que se prevé podría ser de $75 a $80 millones.

Una de las formas de financiamiento para esta nueva ruta sería a través de una alianza público-privada con la iniciativa de la Asociación de Palmeros. La forma de pago sería por medio del cobro de peajes en esta ruta.

kb libramiento2 210116(1024x768)
Los miembros de Funpade durante la presentación.

Rubén Lozano, presidente de la Fundación, dijo que ante el avance de la construcción del canal seco que podría finalizar en un año es necesario tomar prontas decisiones para librar a San Pedro Sula y otros municipios del Valle de Sula del tráfico que generará el corredor logístico.

“Tomando como referencia el incremento de los costos, el libramiento aumentó un 50% en nueve años”.

Mario Soto, presidente regional de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), indicó que la nueva alternativa estudiada por los palmeros es muy similar a la surgida en el estudio de Cinsa-Saybe, pero con algunas modificaciones que serán más favorables para la Capital Industrial y demás municipios. Sin embargo, se debe analizar si los costos son factibles. “Creo que el Gobierno no tiene los recursos, por eso la solución es una alianza público-privada, pero lleva un tiempo, no es de la noche a la mañana, lo importante es tomar decisiones ya”.

Benjamín Castro, presidente de la Cámara de Transporte de Carga de Honduras, reciente la falta de voluntad política en no darle interés a este tema, ya que enfatiza en que el segundo anillo ya está por finalizar, pero no se dará abasto para soportar ese alto tráfico vehicular. “Va a colapsar el segundo anillo, no va a poder, estamos hablando que el barco más pequeño trae entre cuatro y ocho mil contenedores, que desembocarán en el sur y los traerán acá, al norte, por las carreteras”.