Más noticias

JOH: “Una nueva Corte es vital en esta nueva etapa de Honduras”

El Presidente catalogó la firma de la Maccih como un gran comienzo y anuncia que el cambio no se puede detener.

El presidente Hernández fue entrevistado en Washington.
El presidente Hernández fue entrevistado en Washington.

Washington, Estados Unidos.

Satisfecho y dispuesto a seguir con el proceso de cambio que el país comenzó con la firma de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, hace sus valoraciones del acuerdo histórico firmado con la Organización de Estados Americanos.

En una amplia entrevista con LA PRENSA, también se refiere al papel que tendrán los diputados ahora que ya se conoce la nómina de candidatos a la Corte Suprema de Justicia.

¿Sus apreciaciones cuando por fin se firmó la Maccih?

Este es un gran comienzo de la segunda etapa que viene. Después de la lucha que iniciamos cuando estaba en el Congreso Nacional cambiando la plataforma jurídica para enfrentar la inseguridad y temas de corrupción e inseguridad, estos dos años de Gobierno han sido de avances importantes pero hoy estoy convencido que ha sido importante la consolidación de las instituciones hondureñas en su fortalecimiento.

La Maccih tiene ese propósito de tal manera que no partimos de cero, además fue una propuesta que hice al pueblo hondureño cuando le llamamos el Sistema Integrado de Lucha Contra la Corrupción y la Impunidad; después venimos a la OEA y ellos recogen lo que nosotros hemos planteado.

¿Qué le ha expresado la comunidad internacional por la firma?

Hemos recibido mucho respaldo y buenos augurios. Ayer estuve en el Congreso norteamericano hablando con varios senadores y están muy contentos con muchas ganas de apoyar. La embajadora en Naciones Unidas, Lizzy Flores, también nos informó que estaban muy expectantes igual los representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial entre otros organismos multilaterales. También me reuní con el Fondo Monetario Internacional y ya se había hecho un cabildeo con Alemania, Israel, España y Suecia, hay gente que mostró mucho interés y estoy seguro que hoy nos van a acompañar.

¿Usted garantiza que la Maccih tendrá todas las facilidades para hacer su trabajo?

Para nosotros este es el primer paso de una segunda etapa de lo que Honduras viene haciendo. Cuando estábamos en el Congreso cambiamos la plataforma en materia de seguridad y la lucha contra el crimen organizado en los últimos dos años. También es importante la consolidación de las instituciones y la firma del convenio tiene ese propósito. Lo que se ha firmado es lo que hemos acordado y nos servirá para consolidar las instituciones en una lucha contra la corrupción y la impunidad tal como lo dijimos el día que tomamos posesión.

La Cicig aplaude a Honduras por la Maccih, Almagro está ilusionado, pero en Honduras algunos están criticando, ¿qué piensa?

Me alegra mucho que sectores que antes no creían en la Maccih ahora crean y que se den cuenta que lo que nos interesa es una lucha frontal a todos los niveles contra todos los que estén en el tema de la corrupción y la impunidad.

Uno de los objetivos de la Maccih es que llegue a redes de corrupción ¿Está consciente que puede llegar hasta algunas redes que puedan existir en su Gobierno?

No tiene ninguna restricción, como puede ir a caer también puede ir a caer a empresarios, periodistas. Las redes pueden estar por todos lados. En ese sentido, yo dije que Honduras tenía que cambiar y el pueblo hondureño es lo que ha solicitado y lo que merece. Quiero decirles que tenemos que atacar la corrupción pública administrativa como la corrupción y la impunidad que genera el crimen organizado, de lo cual ciertos sectores no han querido hablar. La evasión de impuestos que no se habla, la trata de personas que eso no se ve, pero es tan grave como lo otro y lleva también componentes como la pérdida de miles de vidas. Es un tema transversal y la Maccih está diseñada para eso. El proceso de cambio que el país lleva no se puede detener.

¿La Maccih tendrá limitaciones para investigar casos? ¿Serán solo los de la administración pública?

La misión está para acompañar las instituciones hondureñas a investigar todo lo que es impunidad y corrupción. No es conveniente para Honduras solo focalizarlos en la corrupción pública administrativa, lo cual es correcto, y ese es uno de los grandes desafíos. Pero también existe corrupción en el tema de los impuestos, en lo que se deriva del crimen organizado, eso no es visto por algunos sectores de la oposición que manejan únicamente el tema de la corrupción pública administrativa, lo cual Honduras ya empezó a enfrentar, pero no por eso podemos descuidar el resto de lo ámbitos evidenciando que los hondureños podemos hacer las cosas bien.

¿Tendrá independencia esa misión para actuar de manera pareja?

Ellos tienen su independencia de actuar, su independencia financiera pero hay algo que es innegociable en Honduras, es no caer en la triste situación que vengan a nuestro país a hacer lo que nosotros tenemos que hacer. El caso de cómo ellos pueden operar, el apoyo del Ejecutivo es total, el fiscal general al momento manda un mensaje en igual dirección esperemos que la nueva corte esté bajo esa premisa.

Ya se conocen los nominados a la Corte ¿Se reunirá con el expresidente Zelaya a su regreso?

Nosotros como partido político en el Congreso Nacional estamos en la obligación de platicar con todos los sectores, y como Presidente estoy en la obligación de contribuir en lo que el Congreso solicite o los partidos políticos para construir esa elección de una nueva corte que el pueblo hondureño necesita y merece para evitar caer en una crisis. Así es que si me toca conversar con el presidente Zelaya o con los líderes de otros partidos, incluso hay líderes de sectores económicos y sociales que también están interesados en que se produzca una votación. Una nueva corte es vital en esta nueva etapa de Honduras.

¿Qué mensaje envía a los diputados?

Yo espero que los diputados estén conscientes de la magnitud y la importancia de elegir una nueva corte. Se ha incrementado el número de investigaciones, capturas, judicializaciones pero necesitamos sentencias porque sin ello no hay justicia y justicia tardía no es justicia. Necesitamos un poder judicial que esté en esa dirección y la elección mandaría ese sentido de urgencia.

¿Pero cómo ve el proceso para elegir la nueva Corte?

Hoy que la junta presentó los nominados yo esperaría que el Congreso Nacional pueda tomar una decisión porque realmente en Honduras necesitamos un mensaje de afianzamiento de la institucionalidad y no una crisis como ha ocurrido en el pasado.

Yo esperaría que en los próximos días ya los diputados puedan hacer sus reuniones a revisar hojas de vida, qué es lo que quieren del nuevo Poder Judicial. Yo por lo menos aprovecho para decirles que necesitamos un poder judicial que modernice la justicia, que le dé celeridad y que pueda entender el desafío del crimen organizado que no solo se da en la corrupción pública administrativa sino en la impunidad que genera el narcotráfico, el lavado de activos, la extorsión entre otras cosas.

¿Están dadas las condiciones para que tengamos Corte el lunes 25?

Yo esperaría que sí, y si no se tienen y no se reflejan en una votación inicial, yo creo que en una votación que sea secreta los diputados no van a sentir la presión de sus líderes de los partidos políticos sino que se irán más a la conciencia del pueblo hondureño.

¿Avizora una crisis política si no se elige rápido la Corte?

Si no se da, sin duda. Y Dios nos salve de eso porque el país viene saliendo de todas esas cosas, recuerde que tuvimos una crisis al elegir la Corte que vaca hoy, después la crisis del 2009 y cuánto daño nos hizo eso.