Más noticias

Ni dos semanas duró el papel y la tinta en el RNP ante alta demanda de sampedranos

Al menos cuatro mil personas al día llegaban por partidas. Están a la espera de más material que enviarán de Tegucigalpa.

Decenas de ciudadanos quedaron ayer sin poder obtener sus partidas de nacimiento.
Decenas de ciudadanos quedaron ayer sin poder obtener sus partidas de nacimiento.

San Pedro Sula, Honduras.

Con las manos vacías se fueron quienes llegaron ayer al Registro Nacional de las Personas (RNP) con la esperanza de conseguir sus partidas de nacimiento. Cerca de dos semanas tardó en terminarse el papel.

Resultado de la escasez de material que hubo durante casi todo diciembre, la cantidad de personas que llegó a las oficinas durante estos últimos días superó las cuatro mil, dijo Elizabeth Ávila, registradora civil.

La funcionaria agregó que actualmente solo tienen una pequeña reserva de papel, la cual sirve para cubrir emergencias, por lo que están a la espera de un nuevo abastecimiento.

“Siempre dejamos cierta cantidad por si alguien solicita un certificado para poder entrar a un centro asistencial, por si ocupan algo en las oficinas de Pasaporte, o ha habido casos en los que necesitan un documento para retirar un cuerpo de la morgue, entonces tratamos de tener un ahorro de papel para estas situaciones”.

Informó que en el área de inscripción de niños quedaron sin tinta, y dentro de poco la falta del líquido podría ser en todo el RNP. Están a la espera del material que enviarán desde Tegucigalpa.

Inconformidad. Miles de sampedranos han alzado la voz ante las supuestas irregularidades que hay en los trámites para obtener documentos en la institución.

Hay quienes se atreven a decir que existe una confabulación entre tramitadores y empleados del Registro. “A los tramitadores siempre los dejan pasar. Cómo es posible que ellos estén afuera pidiendo grandes cantidades de dinero para sacar nuestros documentos si se supone que ya no hay papel; eso es corrupción y confabulación”, lamentó Manuel Rivera.

Benjamín Sabillón, otro ciudadano molesto, exige a las autoridades del RNP controlar los cobros que realizan los tramitadores, ya que a su parecer es un ilícito. “Entran por esa puerta como Pedro por su casa y el guardia no dice nada y a uno le toca hacer grandes filas. Pero la culpa es también de las personas que se prestan para eso”.