Más noticias

Ellos cuatro encabezan la lucha anticorrupción en Honduras

La firma del convenio que da vida a la Misión tuvo lugar ayer entre el mandatario Juan Orlando Hernández y el secretario general Luis Almagro.

Juan Jiménez Mayor, de Perú; Jacobo Alejandro Domínguez, de México; Juan Pablo Corlazzoli, de Uruguay e Ian Michael Simon, de Alemania.
Juan Jiménez Mayor, de Perú; Jacobo Alejandro Domínguez, de México; Juan Pablo Corlazzoli, de Uruguay e Ian Michael Simon, de Alemania.

Washington, Estados Unidos.

Cuatro expertos internacionales ya forman parte de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) que cobró vida ayer con la firma del convenio entre el presidente Juan Orlando Hernández y el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

El histórico acuerdo fue firmado en el salón Las Américas de la OEA teniendo como testigos a funcionarios del Gobierno hondureño, del de Estados Unidos y representantes de la sociedad civil.

En la suscripción también estuvieron los funcionarios del Departamento de Estado de los Estados Unidos Thomas Shannon, William Brownfield, Ian Brownlee y Juan González.

Además, asistieron los representantes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos Rebeca Chávez y Jasos Vulcan, y por el Banco Interamericano de Desarrollo estuvo Julie Katzman.

La sociedad civil de Honduras estuvo representada por el presidente de la Asociación por una Sociedad Más Justa (ASJ), Carlos Hernández; Arnaldo Bueso, de la Federación de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo de Honduras (Foprideh); Leopoldo Durán, de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh) y Gabriela Castellanos del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

También estuvieron cinco representantes de la oposición indignada residentes en Washington.

La mesa principal estuvo integrada por el presidente Hernández, el canciller Arturo Corrales, y el fiscal general, ó scar Chinchilla, en representación de Honduras; y por la OEA, el secretario general, Luis Almagro; el presidente del Consejo Permanente, Ronal Sandres, y el secretario general adjunto, Néstor Méndez.

VER DOCUMENTO COMPLETO DE LA FIRMA DE LA MACCIH

JF MaccihOEA 200116 (17)(1024x768)
Luis Almagro y el presidente Hernández se saludan tras firmar el convenio.

Los expertos

En la ceremonia considerada histórica por el Gobierno hondureño y por la OEA, Luis Almagro fue el encargado de explicar cuál será el trabajo de la misión; además, presentó al que será el vocero del equipo de expertos, el peruano Juan Jiménez Mayor.

Él será el encargado de dar a conocer los avances en la labor que se esté realizando, pero no será el coordinador del equipo, ya que en este momento se siguen buscando los perfiles de profesionales.

Los especialistas internacionales que conformarán preliminarmente la Maccih y que han trabajado en la primera etapa de la misma son, además de Jiménez Mayor, el uruguayo Juan Pablo Corlazzoli García, el mexicano Jacobo Alejandro Domínguez Gudini y el alemás Jan-Michael Simon, quienes estarán llegando a Honduras en febrero.

El convenio, que fue divulgado ayer, establece objetivos encaminados a apoyar, fortalecer y colaborar activamente con las instituciones del Estado hondureño encargadas de prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción; además, contribuir a mejorar la coordinación entre las distintas instituciones del Estado que trabajan en esa materia y fortalecer los mecanismos de rendición de cuentas de los órganos de justicia del Estado frente a la sociedad hondureña, así como los de observación y seguimiento del sistema de justicia desde la sociedad civil.

Igualmente propondrán al Gobierno reformas al sistema de justicia hondureño, incluyendo legislación para fortalecer el combate a la corrupción en y desde el sector privado.

Pero para alcanzar esos objetivos se trabajará con cuatro líneas de acción: prevención y combate a la corrupción, reforma a la justicia penal, reforma político-electoral y seguridad pública.

La división de prevención y combate a la corrupción comprenderá tres unidades, una es la de acompañamiento, supervisión y colaboración activa en casos de corrupción de Honduras; la segunda, el seguimiento de las recomendaciones del Mesicic y la reforma del marco legal e institucional para la prevención y combate a la corrupción en los sectores privado y público en Honduras.

Esta división será la encargada de seleccionar y conformar un grupo de jueces, fiscales, policías , especialistas forenses internacionales de renombre y profesionales nacionales de reconocida capacidad y objetividad.

Su labor es la de acompañar, asesorar, supervisar y evaluar a las autoridades competentes del Estado de Honduras para que recaben información, investiguen casos de corrupción y tengan un sistema certificado, por la Maccih, de recepción de denuncias (sean públicas, anónimas o confidenciales) por medio de las instancias gubernamentales competentes.

Los casos de corrupción que surjan de este sistema certificado de denuncias, en los cuales la Maccih seleccione y decida colaborar activamente, les serán notificados a las autoridades hondureñas competentes.

En el convenio también se establece que se cooperará con organizaciones académicas y de la sociedad civil en la construcción del conjunto de instrumentos con los que operará un sistema descentralizado de observación y seguimiento con cobertura con base en la organización jurisdiccional y del Ministerio Público. El experto internacional que manejará el observatorio será Juan Pablo Corlazzoli.

El documento ya establece las funciones de la Maccih en materia político-electoral, seguridad pública, así como las competencias de la Misión.

LC maccih 200116(1024x768)