Hallan camioneta utilizada en masacre de terminal de buses

Las investigaciones policiales indican que la mara 18 cometió el crimen.

Técnicos de la DPI inspeccionaron ayer el carro que fue hallado abandonado en la 17 avenida de la colonia Aurora que, según la Policía, fue utilizado para cometer la masacre.
Técnicos de la DPI inspeccionaron ayer el carro que fue hallado abandonado en la 17 avenida de la colonia Aurora que, según la Policía, fue utilizado para cometer la masacre.

San Pedro Sula, Honduras

A las 10:50 am de ayer, la Policía recibió la denuncia al teléfono 911 que en la colonia Aurora estaba abandonado uno de los carros que utilizaron para cometer la masacre en la terminal de buses de la colonia Cerro Verde en el sector de la López Arellano de Choloma.

El denunciante anónimo informó que el auto se encontraba en la 17 avenida, entre las 4 y 6 calles de dicha colonia. Tras recibir la denuncia, unos patrulleros se desplazaron a la dirección proporcionada en la denuncia y corroboraron que en el lugar estaba una camioneta azul marca Toyota Rav 4 placas PDN 5254.

Según las averiguaciones de la Policía, uno de los carros utilizados por los autores de la masacre es una camioneta azul con las mismas características de la hallada abandonada ayer. El otro es un carro de paila negro.

A las 11:50 am, técnicos de la Unidad de Inspecciones Oculares de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) empezaron a hacer el peritaje del vehículo.

Los técnicos primero hicieron levantaron huellas tanto de afuera como de adentro de automóvil.

Las autoridades de la DPI indicaron que dentro del carro encontraron un mensaje escrito en una cartulina en nombre de una mara haciendo alusión a la masacre de la terminal de buses.

En el auto también hallaron residuos de marihuana y otras evidencias. Las autoridades policiales informaron que la camioneta tiene reporte de robo del primero de noviembre de este año.

Mara 18 cometió crimen. Las autoridades policiales informaron que las investigaciones indican que el múltiple crimen fue cometido por miembros de la pandilla 18.

Las pesquisas de la Policía establecen que el lunes las cuatro empresas que operan en la terminal de buses de la colonia Cerro Verde pagaron el “impuesto de guerra”.

Se dijo que el pago hecho por los transportistas no fue el acordado con los pandilleros y en represalia por eso la mara 18 habría cometido la masacre. El jefe regional de la DPI, Miguel Pérez Suazo, manifestó que están trabajando en la ubicación de testigos que puedan ayudarles en la identificación de los responsables de ese hecho criminal.

“Estamos comprometidos al 100% para dar una respuesta pronta y oportuna a la sociedad y que venga a calmar esas ansias de justicia de los familiares de las víctimas”.

El jefe policial indicó que ya tienen identificada la estructura criminal que cometió el ataque de las ocho personas. “El móvil definitivamente se deriva del cobro del ‘impuesto de guerra’ que estructuras criminales están imponiendo al rubro del transporte”, manifestó Pérez.

La Prensa