Yankel aún no sabe cuándo irá a Corte de Nueva York: Moscowitz

El defensor de los Rosenthal dijo que por ahora prefiere no hablar del proceso.

Yankel Rosenthal es acusado de lavado de activos vinculado al narcotráfico.
Yankel Rosenthal es acusado de lavado de activos vinculado al narcotráfico.

Miami, Estados Unidos.

El empresario hondureño Yankel Rosenthal, preso en Estados Unidos luego que el Departamento del Tesoro y la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York lo acusara de lavador de activos para el narcotráfico, aún no sabe cuándo irá a su primera audiencia ante la Corte de Nueva York.

La información la confirmó a Diario LA PRENSA el abogado Norman Moscowitz, representante de los Rosenthal, familia de la cual fueron acusados, además de Yankel, también Jaime y su hijo Yani, por los mismos cargos de lavado de activos vinculados al narcotráfico.

“No se ha fijado fecha para la primera aparición del señor Rosenthal en Nueva York”, expresó el abogado Moscowitz a LA PRENSA.

El reconocido defensor no quiso referirse a más detalles sobre el caso de Yankel Rosenthal. “No sería apropiado para nosotros dar una entrevista sobre este asunto”, declaró Moscowitz.

LEA: Yankel Rosenthal puede elegir una de tres opciones

El proceso

Yankel fue detenido en Miami este 6 de octubre por las autoridades estadounidenses. Ahora enfrenta una etapa crucial para conocer cuál será su destino.

En una de sus audiencias en la Corte de Miami, el abogado de Rosenthal solicitó una fianza para que el empresario hondureño pudiera defenderse en libertad; pero se terminó acordando que el caso fuera trasladado a Nueva York, para que ahí se tome la decisión y se continúe con el proceso. En los casos federales, las audiencias iniciales en el Distrito Sur de Nueva York por lo general toman lugar en la Sala de Juicios 5A en el 500 Pearl Street, New York, NY 10007.

La fianza, lo solicitado por Yankel, se decide por lo general durante la audiencia inicial. La fianza puede ser aceptada o rechazada por el fiscal federal; pero la decisión final con respecto a dejar a alguien en libertad bajo fianza depende únicamente del juez.

Acusación

El paso siguiente tras la audiencia inicial es el levantamiento formal de cargos, ya sea por una acusación del Gran Jurado o una Información.

Una acusación del Gran Jurado o una Información debe ser presentada dentro de los 30 días siguientes al arresto o dentro de los siguientes 14 días si el cliente se encuentra detenido. Algunas veces es en el mejor interés del cliente renunciar al límite de 14 días con el fin de tener 30 días para negociar la mejor disposición posible del caso.

La siguiente audiencia en la corte será la lectura de cargos, en la que al cliente se le leen o se le entrega una copia de los cargos y se le pregunta si se declara culpable o no culpable.

A veces un abogado le aconsejará a su cliente que introduzca mociones previas al juicio. Dependiendo del resultado de tales mociones, el cliente puede decidir declararse culpable o tener un juicio.

La más común de estas mociones es la moción para suprimir evidencia, según explica el sitio web Defensores Federales de Estados Unidos.

El juicio

Si no se llega a una disposición, el caso procederá a juicio. Esto ocurre usualmente dentro de los 70 días siguientes a la introducción de la acusación del Gran Jurado.

Este período de 70 días se puede extender con el consentimiento de ambas partes y la aprobación por parte del juez. A menudo, el período se extiende con el fin de darles a las partes oportunidad para revisar las pruebas, introducir mociones y discutir la posibilidad de una declaración de culpa.

Se entablan negociaciones con la Fiscalía y si no hay acuerdo se procede al juicio posterior sentencia.

Si es declarada culpable, la persona puede hacer una apelación y de ser rechazada, su sentencia será confirmada.

Según informó el Departamento del Tesoro de EUA, en los casos como el de Yankel, Jaime y Yani Rosenthal, acusados bajo la Ley Kingpin, las sanciones por violar esta legislación pueden ir desde sanciones civiles de hasta $1,075 millones por cada violación hasta sanciones criminales más severas.

Las sanciones criminales para directivos de corporaciones pueden incluir hasta 30 años en prisión. Las multas criminales para corporaciones pueden alcanzar los 10 millones de dólares.

La Prensa