Padres esperan respuesta de la Fiscalía en caso de menor afectado

Familia no cree que se trate de un golpe producto de una caída en bicicleta Ministerio Público ya citó a compañeros.

En esta elegante zona residencial vive la menor que invitó a su compañero a su fiesta de cumpleaños y que ahora este se encuentra delicado de salud.
En esta elegante zona residencial vive la menor que invitó a su compañero a su fiesta de cumpleaños y que ahora este se encuentra delicado de salud.

San Pedro Sula, Honduras.

A pesar que en un inicio se dijo que el menor de 14 años que resultó con graves golpes en la cabeza en una fiesta de cumpleaños fue golpeado por sus compañeros de escuela, ahora surge una nueva versión.

En su momento se manejó que el menor fue atacado por al menos seis menores que le infirieron varios golpes y al no lograr someterlo, uno de ellos ingresó a la casa donde se realizaba la fiesta en Residencial Villa Elena, en la carretera a Olancho, y sacó un palo de golf y lo atacó hasta dejarlo inconsciente. Supuestamente después del mortal ataque el pasado 12 de septiembre, los menores habrían dejado abandonado al jovencito en la calle, en el interior del complejo residencial.

La otra versión es que el menor salió de la fiesta en bicicleta para buscar a sus compañeros que recorrían la zona en cuatrimotos y sufrió una caída que lo dejó inconsciente.

La fiesta habría comenzado a las 6:00 pm, según relató uno de los empleados de la residencial. A las 9:10 pm ingresó al lugar una persona que visitaba a un familiar médico y en el trayecto miró al niño tirado en la calle, por lo que se bajó de su vehículo y al comprobar que estaba con vida llamó por teléfono a su pariente.

A los pocos minutos, el doctor tras revisar los signos vitales del jovencito y ver sus pupilas dilatadas decidió subirlo al carro y trasladarlo hasta la sala de emergencia del Hospital Escuela. En las últimas horas, familiares, tanto del menor herido como de uno de los señalados, salieron a dar declaraciones. Ambos coincidieron en que esperan que la investigación efectuada por el Ministerio Público esclarezca los hechos y que si existe un responsable, que sea identificado.

Condición

Juan Carlos Alvarado, tío del menor lesionado, dijo que la noche de la fiesta, a las 7:00 pm, el jovencito fue llevado hasta el lugar por sus padres y dos horas más tarde fueron avisados por teléfono de que su hijo había sufrido de una indigestión.

“No sabemos qué paso, nos dijeron que él estaba indigestado, gracias a Dios la persona que lo rescata a él tiene un familiar que es médico y él actúa diligentemente, le vio sus pupilas dilatadas y les dijo: esto es grave”, relató.

Al momento en que el menor fue encontrado por la persona y revisado por el médico, “él estaba lleno de vómito en lacara, se estaba ahogando con su vómito, le limpian la cara y lo trasladan al Hospital Escuela, ahí le hacen la tomografía y de ahí lo trasladamos a ese centro asistencial”.

En el análisis médico se indicó que el jovencito sufrió de una fractura en el cráneo y tenía un coágulo que, según los médicos, de no operarlo le podría dañar el cerebro.

“A raíz de este proceso él estuvo en coma inducido en cuidados intensivos por cuatro días, se le siguió todo el caso y él hasta hace poco pudo salir del hospital”, comentó.

En el hospital privado, dos neurocirujanos le practicaron una operación al menor, ya que por el golpe que sufrió se le formó un contragolpe en la otra parte del cerebro, según relató del tío. Este contragolpe estaba produciendo una inflamación del cerebro, por lo que los médicos le indujeron un coma para evitar que falleciera. Sin estar completamente recuperado, el menor se encuentra en su casa bajo el cuidado de su familia.

Alvarado dijo que desde que se produjo el incidente han llegado varios compañeros de su sobrino, quienes “han dicho varias cosas; pero como insisto, uno debe ser serio y responsable, mientras no haya pruebas que digan quién le hizo semejante atrocidad a mi sobrino, nosotros no podemos acusar a nadie”.

“A nuestro criterio, para tener la fractura que él tuvo, no fue un golpe en bicicleta, eso es lo que estamos pidiendo, que se investigue y se haga justicia. Puede ser que se le pegó con un objeto con un rombo, pero no tenemos pruebas para decir tal cosa”, refirió.

El pariente aseguró que ellos solo esperan que se haga justicia y por eso tiene la esperanza de que el Ministerio Público haga su trabajo.

Ricardo Abadie, padre de uno de los menores señalados en las redes sociales de agredir a su compañero, dijo que todo “es una novela macabra la que han sacado y que están muy distantes a los hechos ocurridos”. Relató que después del incidente la Fiscalía procedió a citar a varios de los menores que asistieron a la fiesta.

“La Fiscalía ni tan siquiera se ha pronunciado al respecto, es una investigación abierta en donde tiene que haber muchos elementos”, comentó.

El padre lamentó que sin haber finalizado una investigación “ya se emitió un veredicto en donde mi hijo está en todas las redes sociales, satanizándolo cuando es una persona totalmente diferente a lo que han hablado”.

Pidió a la sociedad ser más prudente, ya que ellos como el resto de los padres de familia han estado en la disponibilidad de colaborar con las autoridades. “Para el bien de todos, que se haga justicia y que se deje de estar inculpando gente que en realidad no ha tenido nada que ver en esto”.

Abadie aseguró que habló con su hijo sobre el hecho y este le aseguró que cuando se dio el incidente ellos andaban dando una vuelta en cuatrimotos.

Por ahora el menor agredido se encuentra en su casa, según su tío no recuerda muchas cosas y sobre lo que le paso el día de la fiesta no ha contado nada debido a su condición médica.

La Prensa