Más noticias

“Tegucigalpa No puedes estar postrada, levántate”: Cardenal Rodríguez

En honor al patrón San Miguel Arcángel se celebró una misa, y el cardenal Óscar Andrés Rodríguez envió un mensaje.

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez.
El cardenal Óscar Andrés Rodríguez.

Tegucigalpa, Honduras.

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez pidió ayer por los capitalinos en su homilía con motivo de la solemnidad de San Miguel Arcángel y el 437 cumpleaños de la antañona Real de Minas.

Ayer el repique de campanas, la detonación de pólvora y el canto de las tradicionales mañanitas, anunciaron la fiesta en honor a Tegucigalpa y su patrón.

Días antes los capitalinos habían participado en el carnaval con sabor a identidad local, pero también tributaron entrega, fervor y devoción al patrón y príncipe de la Corte Celeste.

A las 11:00 am la catedral San Miguel Arcángel lucía sus mejores galas y se encontraba abarrotada de devotos, miembros de la Corporación Municipal, entre otras personas que llegaron para participar de la solemne eucaristía concelebrada presidida por el cardenal Rodríguez.

El jerarca invitó a los fieles a pedir lo mejor para Tegucigalpa, al tiempo que recordó que “nuestra ciudad fue fundada sobre la protección de San Miguel Arcángel, por eso no puedes estar postrada ni derrotada, levántate, por eso celebramos a Jesús en la fe. Tegucigalpa, no llores, porque es mucho más el bien que el mal”.

Al alcalde Nasry Asfura y a los miembros de la Corporación que hicieron acto de presencia les hizo referencia sobre los problemas de infraestructura y congestionamiento vial que han existido desde antaño.

“Cuando se hacían grandes colas se nos decía pasa por encima, y ahora ya tenemos cómo pasar por encima y qué bueno es dar respuesta al bien común y qué bello es poner nuestros talentos pequeños o grandes al servicio de los demás y escuchar que dicen que hay alcalde en la ciudad”, expresó. Pidió a los presentes que se debe cuidar la ciudad, es necesario colaborar en mantenerla limpia.

tc capital3 300915(1024x768)
El alcalde Asfura, sus colaboradores y feligreses.