En 85% disminuyen asaltos en buses urbanos e interurbanos de El Progreso

Cuatro patrullas escoltan las unidades de transporte en el corredor sur.

Los buseros y pasajeros aseguran que ahora viajan más seguros con la presencia policial.
Los buseros y pasajeros aseguran que ahora viajan más seguros con la presencia policial.

El Progreso, Yoro, Honduras.

Debido a que recibían hasta tres denuncias a la semana por asaltos en buses, las autoridades policiales implementaron métodos de seguridad en las unidades de transporte que les han ayudado a reducir las incidencias de atracos en un 85%.

Los registros de la Policía Preventiva de El Progreso establecen que la última denuncia por asalto a un bus fue hace dos meses.

“Donde teníamos problemas era en los buses que van a Santa Rita y todo ese corredor sur, el fin de semana incrementaban porque es cuando las personas de maquila reciben su pago, los asaltos eran más frecuentes entre la 1:00 pm y las 5:00 pm”, expresó Manuel Servellón, jefe de operaciones de la Policía de El Progreso.

Servellón agregó que los tramos más peligrosos eran Arena Blanca y Las Benjaminas porque hay cañeras y los delincuentes pueden esconderse y huir.

Luego de realizar un estudio de seguridad, las autoridades establecieron normas para disminuir los asaltos, entre ellas que la patrulla que está en el sector de Guaymita, 36 y Toyós, escoltara los buses hasta el siguiente tramo donde hay otra patrulla y así hasta llegar a El Progreso.

Para eso hay cuatro cuerpos policiales asignados. Además de los constantes operativos, hay policías que suben a los buses y se van ahí todo el recorrido para detectar anomalías.

Todas estas estrategias se realizan a diario en las horas pico y cuando hay mayor vulnerabilidad.

Los transportistas agradecen la labor de la Policía y esperan que los patrullajes se mantengan.

“Antes teníamos miedo de trabajar en estos buses porque estábamos expuestos a lo que los delincuentes quisieran hacer con nosotros, ahora esta más controlado, no vamos a decir que se ha erradicado por completo el problema, pero es mucho menos”, expresó Gustavo López, conductor de bus.

En la ruta que se cubre entre San Pedro Sula y El Progreso, los choferes dijeron que por lo general los delincuentes se subían en el puente a desnivel del segundo anillo periférico y los asaltaban cuando pasaban por Guaymuras en La Lima o el desvío a San Manuel, Cortés.

Leticia Rodríguez, progreseña, dijo que ahora se siente más segura. “Antes era una tensión terrible venir en ese bus, pero las cosas se han calmado, lo que sí pasa con frecuencia es que sacan cosas de las carteras si no las tiene bien cerradas o se descuida lo bolsean por eso siempre hay que tener cuidado”.

La Prensa