“La cocaína y el alcohol casi acaban con mi vida”: Carlos Riedel

El periodista y presentador de Maya TV contestó las "20 Preguntas" de LA PRENSA.

Carlos Riedel, periodista tico en Honduras.
Carlos Riedel, periodista tico en Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Las esferas del poder no solo marean a los famosos, también a los periodistas, según Carlos Riedel.

Con una larga carrera en radio y televisión, el comunicador de 76 años superó uno de los males que más agobia a la humanidad: la drogadicción, etapa de la cual se avergüenza, pero al mismo tiempo levanta la mirada y pronuncia con contundencia “sí se pueden dejar las drogas” tras una larga recuperación.

En la actualidad el periodista se desempeña como presentador y coordinador de noticias en la cadena de televisión Maya TV y asegura que terminará sus días haciendo periodismo.

1-¿Cuándo inició en los medios?

En 1956 en Radio Morazán como animador. Ponía música de Elvis Presley en aquellos tiempos. En la Asamblea Nacional Constituyente de 1957 en el Congreso Nacional, pedí permiso para ir a transmitir, solo HRN lo hacía. Trasladé los equipos, los instalé y transmití. Era un joven que comenzaba a apasionarse por las noticias.

2-¿En quién se apoyó para realizar esa histórica transmisión?

En Nahún Valladares, todo lo que él decía en HRN yo lo iba repitiendo (risas). Al día siguiente transmití también y fue cuando escogieron a Ramón Villeda Morales como Presidente. Esa transmisión fue escuchada por muchas personas, especialmente los ejecutivos de HRN, quienes me llamaron enseguida y me invitaron a trabajar con ellos.

3-¿Por qué lo apodan “Capa Roja”?

Era operador en HRN, en el Diario Matutino y el director era Gustavo Acosta Mejía, muy “cachureco”. Con el poco dinero que me ganaba en aquel tiempo y por el frío, me compré una chumpa roja. Un día Acosta dijo en el Matutino: “Les saludó Acosta Mejía y en controles Riedel Capa Roja”. A mis hijos todavía les dicen “Capa Rojita” y desde ese tiempo me conocen por ese apodo.

4-¿Cómo manejó el éxito que le dio la televisión?

El éxito muchas veces engaña, nos envuelve, nos cambia. Donde iba, la gente me reconocía. Empecé a asistir a muchas reuniones de alto nivel, a cruzarme con otro tipo de gente, con funcionarios. En las reuniones del cuerpo diplomático no podía faltar Carlos Riedel. Mi vida cambió y ya no era el mismo.

5- ¿Qué comenzó a cambiar en su vida?

Mi sistema de vida. Siempre fui muy trabajador, fui educado bajo una fuerte disciplina alemana por parte de mi padre. Tenía apenas 30 años en los setenta, ya estaba casado y tenía hijos.

6- ¿Le llegó la fama a los 30?

La fama y muchas otras cosas. Es ahí donde comienzan las invitaciones, los viajes por todo el mundo, era una persona importante. También comienzan amistades nuevas, cambio de vida, más recepciones, más alcohol y drogas.

7-¿Cómo le afectó esto en su vida privada?

Se comenzaron a descomponer muchas cosas. Llegó el divorcio, la separación y el sufrimiento de los hijos. El éxito es bueno pero también hace daño. Mi imagen sigue intacta en la televisión, un hombre serio. Pero cometí errores, el hombre que aparecía en televisión todas las noches en aquellos tiempos era un mentiroso porque mi vida personal era otra.

8-¿Cómo le afectó su nuevo estilo de vida en el trabajo?

Comencé a bajar la capacidad de trabajo, a descansar en otras personas porque no llegaba a la oficina o porque me desvelaba. Comencé a enfermarme no solamente por el alcohol sino también por las drogas, la cocaína.

Mi vida cambió completamente, ya no era el periodista que rendía en su trabajo y esto me acarreó problemas con mis superiores de aquellos tiempos.

9-¿Qué le dijeron sus jefes?

Que no era bueno para la empresa y me dijeron que no podíamos seguir de esa manera. Fui separado. Viví momentos muy difíciles. Perdí mi familia, mi trabajo, y tenían razón. Ahora que ha pasado tanto tiempo y me curé, asimilo de una manera diferente, no se puede sostener en un empleo a personas que se desinteresan en su trabajo.

10-¿En qué momento recapacitó?

Recapacité un poco, Manuel Villeda, gerente de Emisoras Unidas, a quien considero un amigo, intervino en mi vida y me dijo: Riedel, es necesario que te compongas. Me dieron otra oportunidad. Volví al canal como presentador, continué pero tuve recaídas. Me fui a rehabilitación de nuevo y regresé a la radio como coordinador. Fue un tiempo muy duro.

Hace poco estuve enfermo, creí que tenía cáncer de próstata pero gracias a Dios salí bien. Como todo hombre fui con temor a hacerme el examen, pero es extremadamente recomendable que nos lo hagamos.

11-¿El periodismo es fama?

En las charlas que brindo les digo a los estudiantes, principalmente, que no hay que estudiar periodismo solo porque se quiere ser presentador famoso. Esto es un servicio que se da, no se puede fallar, hay que ser profesional.

Veo muchas caras en la televisión que lo único que les importa es la fama y eso no debe ser así, el periodismo es un servicio, una pasión. Yo voy a morir haciendo periodismo porque lo disfruto. Desde muy temprano estoy leyendo, viendo y escuchando noticias.

12-¿Cómo se recuperó de sus adicciones?

La única cura fue cuando un hermano me dijo: vamos a la iglesia. Es ahí donde comencé a ver que había algo más en el ser humano. El éxito ahí está pero hay algo más y es el poder espiritual que me permitió salir de esa situación tan difícil. Solo así pude recuperarme de esa situación tan difícil que nos lleva a perder muchas cosas.

13- ¿Qué perdió por sus vicios?

Mi matrimonio, por ejemplo, que nunca pude recuperarlo. A mis hijos sí los recuperé, me perdonaron.

14- ¿Cómo se siente ahora?

Muy feliz en los medios, nuevamente desde hace muchos años, con ganas de seguir trabajando. No he parado de trabajar y estoy como jefe de prensa de este canal de televisión, Maya TV. Soy presentador en varios programas, disfruto mucho los debates políticos que se dan en la actualidad. Tenemos muchos invitados.

15- ¿Se puede dejar la adicción a las drogas?

Sí se puede salir, y lo digo con convicción. Mi testimonio es fuerte y lo comparto cada vez que puedo. Las drogas han venido a deformar la sociedad, es duro, pero tenemos que luchar contando nuestra historia.

16- ¿Qué es lo que más disfruta de ser periodista?

La libertad para informar y todos los periodistas debemos de cuidar esto. Aquí las autoridades nos respetan.

17-¿Sí lo disfruta?

Me encanta. Mi padre me decía que buscara un trabajo que me gustara hacer y que nunca más iba a trabajar.

18- ¿Cómo inició en la televisión?

Fui testigo de la llegada de la televisión a Honduras. Un día Manuel Villeda me ofreció la gerencia de Canal 3 en los setenta.

Nuestra competencia era Canal 5 pero salimos al aire en 1979 y aparecí en pantalla. La cobertura de la guerra civil en Nicaragua fue el despegue.

19-¿Cuál fue su mejor cobertura?

Un programa que hicimos en HRN que llamamos Los ángeles de la frontera. Se trajo niños de la frontera con El Salvador a pasar Navidad a Tegucigalpa.

20- ¿Cómo logró sobresalir en Canal 3?

El reto era hacer algo diferente. Me grababan en Estados Unidos los noticiarios de NBC, CBS y ABC en VHS. Al día siguiente me los mandaban por Tan-Sasah. De esa manera comenzamos a ver cómo trabajaban.

Perfil de Carlos Riedel

Fecha de nacimiento: 1939 en Costa rica
Edad: 76 años
Ciudad de origen: San José
Lugar de residencia: Tegucigalpa
Profesión: Periodista
Religión: Evangélica
Equipo de fútbol: Motagua
Comida: Las pastas
Situación sentimental: Casado
Música: Salsa

La Prensa