“Es un gran avance que se haya aceptado propuesta de Biehl”

Viene la implementación de las recomendaciones formuladas por la OEA para mejorar el sistema judicial.

Jorge Ramón Hernández Alcerro, ministro coordinador del Gobierno de Honduras.
Jorge Ramón Hernández Alcerro, ministro coordinador del Gobierno de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Como parte de las pláticas en el marco del diálogo nacional, el Gobierno aceptó que la Organización de Estados Americanos (OEA) designe el equipo de jueces y fiscales extranjeros que vendrán a asesorar a Honduras para mejorar el sistema judicial y así tener una lucha más efectiva contra la corrupción y la impunidad, informó el ministro coordinador de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro.

¿La propuesta de la OEA es la ruta para poner fin a la impunidad y la corrupción en Honduras?

Me parece que es un gran avance que el Gobierno de Honduras, el Poder Judicial y la Fiscalía General de la República hayan aceptado la propuesta que hizo el facilitador John Biehl para impulsar una reforma integral del sistema de justicia en Honduras. Se trata de algo que va mas allá que un apoyo a la función tanto del Poder Judicial como de la Fiscalía, porque se propone hacer realmente un diagnóstico de todo el sistema de justicia para que se puedan introducir las reformas que se requieren para que el país luche de manera efectiva contra la corrupción y la impunidad.

¿Qué viene ahora tras las pláticas celebradas en la OEA y la contrapropuesta formulada por el Gobierno?

Más bien yo diría que no hay una contrapropuesta, sino que el Gobierno de Honduras aceptó la propuesta que hizo el facilitador y más bien está discutiendo en este momento los detalles de cómo se va a implementar esa propuesta, es decir, cuál es la secuencia de hacer el diagnóstico, cuántas personas vendrían al país para darles la asistencia al Poder Judicial y el Ministerio Público, cuáles son los tiempos y cómo se va a financiar.

¿En qué se parece la propuesta de la OEA y el Sistema Integral de Combate a la Corrupción que propone el presidente Hernández?

Se compagina parcialmente porque retoma el traer jueces y fiscales extranjeros para apoyar al Poder Judicial y el Ministerio Público; pero va más allá porque ellos van a estudiar todos los procedimientos dentro del sistema de justicia de Honduras y van a dar sugerencias. La propuesta de la OEA va más allá porque no se agota con el apoyo técnico, sino que busca cambiar el sistema en algunos de sus componentes más importantes y eso lo va a hacer gente de alto nivel profesional y de experiencia en otros países de América.

¿Entonces sigue en pie la venida de jueces y fiscales extranjeros?

Sí; y la otra cosa es que ellos proponen un sistema de seguimiento y monitoreo que va a ir más allá del observatorio de la justicia que se había planteado en la propuesta del Presidente.

¿Con esto ya concluyó la etapa del diálogo?

Creo que hay temas que todavía pueden ser discutidos en el diálogo. El ejercicio del diálogo se convocó esencialmente para mejorar el sistema de justicia y ser más efectivo en la lucha contra la corrupción y la impunidad y creo que ese objetivo inicial se dará por cumplido cuando esté establecido este nuevo modelo. No obstante, el Presidente ha dicho que el diálogo sigue abierto entre todos los sectores que han estado participando para hablar de otros temas que no necesariamente están vinculados con la impunidad y corrupción.

¿John Biehl regresa a Honduras?

No estuve en las reuniones en la OEA y desconozco si va a haber un pronto regreso de él a Honduras; pero es muy probable que regrese con gente de Cejal o los jueces y fiscales que nombre el secretario Luis Almagro, porque esa es otra cuestión que quedó claramente definida que sería la OEA la que escogería este personal y que ellos reportarían al secretario general y este le informaría al Gobierno de Honduras.

¿Cuál es el objetivo de la visita del Presidente al secretario general de la OEA el 28 de septiembre?

Ahí se va retomar la propuesta de la lucha contra la corrupción y la impunidad y ahí se discutirá más ampliamente la implementación de la propuesta de la OEA.

¿Cuánto tiempo llevará su implementación?

No tengo los tiempos, pero sí puedo decir que estamos trabajando por avanzar rápidamente.