$30 millones anuales deja a Honduras venta de leche

La meta de los productores es elevar a 20 litros por día la extracción de leche en una vaca.

Ganaderos y productores de leche han visitado los diferentes quioscos de exhibición para conocer sobre las tecnologías de extracción, veterinaria y genética, entre otros.
Ganaderos y productores de leche han visitado los diferentes quioscos de exhibición para conocer sobre las tecnologías de extracción, veterinaria y genética, entre otros.

San Pedro Sula, Honduras.

Los esquemas tradicionales de ser un ganadero en Centroamérica son historias del pasado ante la implementación de genética en las crías vacunas para desarrollar ejemplares con mayor rendimiento y, por ende, productividad.

Ayer, cientos de representantes de esta actividad se reunieron en el segundo día de exposiciones del sexto Congreso Centroamericano de la Leche que se celebra en la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Sula (Agas).

Durante 45 años, Antonio Lardizábal se ha dedicado a la ganadería y es propietario de un rancho en el valle de Ilamapa, Francisco Morazán.

El capitalino está convencido que la genética en el ganado bovino es la fórmula para fortalecer al sector, y refrescó sus conocimientos de la finca con la conferencia de la estadounidense Kasey Dix, especialista en pruebas de toros.

“Usar toros de buena calidad es un proceso de selección importante. Antes había que esperar cinco años para saber si un toro era bueno o malo, porque se necesitan dos años para que el toro pueda producir semen, uno para parir una cría, otro para preñar la vaca y otro para averiguar si la vaquilla es buena o no”, relata Lardizábal.

FR congreso0 100915(1024x768)
El presidente Juan Orlando Hernández asistió a la inauguración del evento hace dos noches.

Con los nuevos sistemas que se han desarrollado es más fácil determinar si un toro tiene las condiciones físicas aptas para engendrar crías que eleven el rendimiento de producción a 20 o 30 litros por vaca al día.

Se calcula que el rendimiento productivo de una vaca oscila entre 5 y 6 litros al día. Como contraste, en Israel este proceso ronda hasta los 55 litros.

Adalberto Discua, expresidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras (Anavih) y ganadero, explica que para tener una vaca lechera es indispensable que quede preñada.

“El período de gestación es de nueve meses y lo ideal es que a los 14 meses de vida esté apta para cruzarse”. Sin embargo, el sector ganadero nacional descubre que una cabra está produciendo más leche que su vaca, debido a la calidad del ensilaje y su herencia genética.

Entradas

Desde hace 25 años, la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) trasladó a la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh) el registro genealógico que inició desde 1967. Este esquema se maneja mediante un convenio entre esta entidad y la Dirección de Ciencia y Tecnología Agrícola (Dicta), una dependencia de la SAG.

La importancia de registrar el ganado bovino versa por ser el único medio que verifica la pureza de la raza y evita la degeneración de los hatos. Es una preparación anticipada a la trazabilidad bovina y la apertura a nuevos mercados.

Según la Cámara Hondureña de la Leche (Cahle), las exportaciones de leche contabilizan cada año más de $30 millones.

Sus mercados son Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, República Dominicana y están en búsqueda de más países.

fr leche 110915(1024x768)
En el país se producen dos millones de litros de leche cada día.

“El problema que tenemos de ingresar a Europa es que no tenemos un programa de trazabilidad bovina y por restricciones de sanidad en este momento no podríamos entrar. Podríamos incursionar con los quesos madurados, pero la meca de los quesos finos es Europa”, refiere Edgardo Leiva, asesor de la Fenagh.

El sistema de trazabilidad del ganado bovino se basa en marcas auriculares (dos identificaciones de plástico), documentación bovina y un registro de explotación.

Santiago Ruiz, representante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), calcula que el 90% del ganado en Honduras es para doble propósito. Por una parte se destina a la ganadería y a un promedio de cuatro lactancias -que duran diez meses y dos de descanso- se destina al ganado de carne, es decir, a los seis o siete años.

“Desde que vino la Reforma Agraria, los ganaderos se hicieron productores de palma aceitera. El ganado de carne como tal es muy poco el que hay. Quizá un 5% del hato ganadero sea de carne y el resto para doble propósito”, indica Ruiz.

JG Actividad Ganadera Hondur(1024x768)

Variedades

Las tres razas que se están moviendo en Honduras es la pardo suizo, holstein y jersey en el sector de ganado lechero.

En Centroamérica lo que predomina es el encaste de una raza de carne con otra leche.

“Lo que se busca con esa casta es la fortaleza que tiene el ganado de carne que no lo tiene el ganado de leche y la producción de leche que no la tiene el ganado de carne. Son vacas medias en una producción media, en la que no tenemos que hacer la inversión en alimentos, como tenemos que hacer en razas puras lecheras”, manifiesta Héctor Ferreira, presidente del Agas y tesorero de la Cahle.

La Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano lidera un cruce desde hace ocho años de holstein con jersey. Se demostró que el cruce entre un holstein y un pardo suizo es verificado y avalado por su rendimiento genético.

Ferreira comenta que la Fenagh -de la mano con Agrobolsa y otras entidades- desarrolló un censo en el que se contaban 1.8 millones de cabezas de ganado. “Siendo un poco optimistas y tal vez siendo realistas, pudiera haber un millón”.

Jacobo Paz, ministro de la SAG, ha tomado una iniciativa que implica un censo que será permanente. “Año con año será actualizado y no habrá que invertir”, añade.

La trazabilidad aceleraría los procesos de censos ganaderos y la expansión del sector.