Más noticias

Hambruna en San Marcos de la Sierra, municipio más pobre de Honduras

Por la sequía, la gente hasta saca agua de los charcos para hacer las tareas cotidianas.

La gente saca agua de charcos por la sequía. Fotos: Wendell Escoto
La gente saca agua de charcos por la sequía. Fotos: Wendell Escoto

Intibucá, Honduras.

Más de 161,000 familias están en situación crítica por la sequía y hambruna que afectan a 146 municipios de Honduras, pero si hay un lugar que refleja la crisis por el fenómeno de El Niño, es San Marcos de la Sierra, el municipio más pobre de Honduras.

“Se perdieron los cultivos por falta de lluvias y de eso dependía la gente para comer porque no hay otras fuentes de empleo. Aquí hay varios problemas y el principal es la hambruna. No se puede negar esto; la hambruna es una realidad para miles de personas afectadas”, dijo Buenaventura Gutiérrez, coordinador de la Unidad Municipal Ambiental (UMA) de la alcaldía de San Marcos de la Sierra.

Por la sequía, en el país ya se perdieron más de cuatro millones de quintales de maíz de la cosecha, según la Asociación de Productores de Granos Básicos (Prograno).

cp SanMarcos3 290815(1024x768)
Los que eran ríos quedaron secos.

Sed

Un equipo periodístico de LA PRENSA visitó San Marcos de la Sierra y comprobó que la situación es tan grave que además de faltar la lluvia y comida, tampoco hay suministro de agua, pues solo llega tres veces al mes.

“Solo una vez cada ocho días viene el agua a las casas del municipio, pero a veces pasa mucho más tiempo sin nada, cuando hay problemas con el proyecto de suministro de agua, pues el líquido nos viene de fuentes acuíferas en otro municipio, Yamaranguila”, reveló Gutiérrez.

Llovió un día antes de la visita del equipo de LA PRENSA a San Marcos de la Sierra y al día siguiente se podía ver gente llenando tambos con agua de los charcos que dejó la lluvia en las calles.

“La gente busca agua en todas partes. También en pequeños manantiales o charcos para cocinar, lavar y bañarse; pero apenas se consigue. Aquí decimos que solo el que madruga consigue agua”, indicó el jefe de la UMA del municipio.

En junio pasado, el Gobierno lanzó el programa “Mesoamérica sin hambre” y se dijo que San Marcos de la Sierra sería el municipio que serviría como referente del proyecto; pero era imposible prever que la sequía sería tan severa.

Hoy para los pobladores del lugar decir que ya no son el municipio más pobre de Honduras es una fantasía.

cp SanMarcos5 290815(1024x768)
Las pérdidas fueron totales.

Desértico

En 81 de los 146 municipios afectados por la sequía en Honduras, las secuelas son graves y en los otros 65 son moderadas.

Sergio Bautista Amaya, de San Marcos de la Sierra, es uno de los que perdieron su cosecha.

“La cosecha de maíz se me fue a pique. Aquí no se halla ni trabajo; dependemos de la tierra y la lluvia. A otros productores les fue igual que a mí; todo se perdió, todos perdimos. La gente ya no sabe de dónde sacar para comer”, afirmó el agricultor.

Contó que ya se secaron hasta caudalosos arroyos.

“Antes por aquí pasaba una corriente de agua tan fuerte que una vez hasta arrastró una vaca mía que luego hallé muy abajo, pero se secó; solo polvo queda”, relató Bautista.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) implementó programas para apoyar los primeros seis meses de este año en las zonas que desde 2014 son afectadas por la sequía, pero nadie imaginó que la canícula, que es el período más caliente del año, se prolongaría tanto.

La sequía es tan extrema que ni los sistemas de riego por goteo y otros pueden salvar los cultivos, pues por la ausencia de lluvias no se han podido abastecer.

LC pobres 020915(1024x768)

Problema

Jacobo Regalado, exministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), expresó que hay varios países afectados.

“No solo Centroamérica siente el impacto de la sequía. También zonas del sur de Estados Unidos y México que sufren los efectos de este fenómeno climático”, declaró Regalado. En los últimos días, el Gobierno hondureño anunció que intensificará el plan de acción para llevar apoyo alimentario a las familias afectadas y cubrir otras necesidades inmediatas en las zonas más perjudicadas.

Según expertos de la Organización Meteorológica Mundial, el actual fenómeno de El Niño puede ser uno de los cuatro más fuertes de los últimos 65 años.