A cielo abierto extraen oro en la mina de Cuculmeca

Mineros artesanales volvieron un año después de la tragedia que mató a ocho de sus compañeros.

Los mineros ahora explotan la mina Cuculmeca a cielo abierto. Fotos: Andro Rodríguez.
Los mineros ahora explotan la mina Cuculmeca a cielo abierto. Fotos: Andro Rodríguez.

El Corpus, Choluteca, Honduras.

La búsqueda del oro retornó a la mina de la muerte. Bastó un año para que cientos de mineros artesanales retornaran a buscar el pan de cada día a la mina Cuculmeca, ubicada en el municipio de El Corpus, Choluteca, en el sur de Honduras.

Desde hace 15 días explotan el accidentado terreno a cielo abierto. La búsqueda mortal del oro y otros minerales mediante túneles se acabó. Y es que el 2 de julio de 2014 fueron soterrados 11 mineros, de los cuales solo sobrevivieron tres.

Eran las siete de la mañana cuando las retroexcavadoras comenzaban sus labores. Cientos de mineros artesanles llegaron al lugar portando chalecos y cascos para su seguridad. El terreno hostil que fue Cuculmeca quedó atrás.

El permiso de explotación que les autorizó el Instituto Hondureño de Geología y Minas (Inhgeomin) por tres meses, lleva consigo estrictas medidas de seguridad que los trabajadores están cumpliendo.

mm mina 170815 (15)(1024x768)
Cientos de mineros ya trabajan en Cuculmeca con estrictas medidas de seguridad.

“Hemos tenido que organizarnos en cooperativas, son cuatro: Mineros del Sur, Asociación de Campesinos Mineros, Familiares Dolientes y Mineros San Juan Arriba. Estuvimos trabajando por 28 días desorganizados hace poco. Tuvimos que parar para que nos permitieran regresar a la mina. Llevamos 15 días trabajando”, manifestó el coordinador de la cooperativa Campesinos Mineros, Ramón Vásquez.

Lo que fue Cuculmeca en 2014 quedó en el olvido. Los trabajadores no pueden buscar el valioso mineral a través de los improvisados túneles. Ahora lo hacen a cielo abierto.

“Tenemos un permiso de tres meses. Las autoridades están analizando si se puede desarrollar el proyecto. Aquí vivimos de esto, pero ahora debemos cumplir las medidas de seguridad, como el uso de chalecos y cascos. Además, portamos carné, lo que demuestra que pertenecemos a una cooperativa; si no, no podemos trabajar”, explicó Vásquez.

Eran las ocho de la mañana y la búsqueda del oro continuaba. Vásquez reveló que trabajar a cielo abierto es sumamente complicado, ya que de la manera que lo hacían antes del siniestro identificaban el oro de inmediato y ahora deben analizar grandes cantidades de tierra y piedra.

mm mina 170815 (13)(1024x768)
Los que no forman parte de las cooperativas llegan a merodear el lugar, pero son desalojados por los militares.

La tragedia

El soterramiento de 11 mineros hace un año hizo que Honduras acaparara la atención mundial por la magnitud de la tragedia. Solo tres jóvenes fueron rescatados del fondo de Cuculmeca, montaña que ya cuenta varias muertes. El resto de los mineros quedó soterrado por cinco meses hasta que los pobladores llegaron al fondo de la mina y los encontraron.

“Tardamos 12 días para encontrarlos. Fue un sábado a la una de la tarde que los encontramos, pero terminamos de sacarlos hasta el lunes. Los militares nos ayudaron. Gracias a Dios los sacamos y ellos ya descansan en paz”, expresó el minero Fredy Zepeda sobre la angustiosa búsqueda de los accidentados hace un año.

Ahora la actividad minera volvió a Cuculmeca. Carros de doble tracción bajan repletos de material hasta el pie de la mina. En la mitad del cerro deben parar y entregar un saco de “broza” a la dueña de la montaña en calidad de pago.

“Se paga 6% por la venta de oro, a la alcaldía 50 centavos por saco y tenemos que pagar tasa de seguridad. Por eso estamos haciendo números, estamos invirtiendo todos y ahorita no estamos extrayendo material. Nos preocupa la llegada de una transnacional minera que venga a dejarnos sin trabajo”, agregó Vásquez.mm mina 170815 (6)(1024x768)

Actividad económica

El municipio de El Corpus es reconocido por su acelerada y rica actividad minera. Los minerales que produce han enriquecido a muchos; sin embargo, el minero artesanal sigue viviendo en condiciones de extrema pobreza. “La organización de las cooperativas llevó un tiempo. Los mineros querían volver de inmediato a trabajar a la mina, pero se les explicó que mientras no se sacaran los ocho cuerpos de los accidentados, no se darían permisos de estabilización. Si se siguen las normativas en estos tres meses, tendrán los permisos de Inhgeomin. En un cabildo abierto se decidió que la alcaldía que dirijo no dará permisos de operación en las seis hectáreas que están trabajando las cinco cooperativas”, aseguró el alcalde de El Corpus, Luis Andrés Rueda.

El jefe edilicio reiteró que cualquier nueva concesión o permiso que se dé en Cuculmeca, será fuera de las hectáreas en las que están trabajando los mineros ahora organizados. “Deben tener la seguridad de que el trabajo se les va a respetar. Además, son conscientes de que si viene una compañía a invertir será en las otras hectáreas. Los mineros que no estén organizados no podrán trabajar en el área porque son requisitos que pide Inhgeomin”, dijo Rueda.

En unos dos meses y medio, los mineros artesanales conocerán si la autoridad les extenderá la explotación. La llegada del Parque Minero Industrial de 200 hectáreas sigue avanzando.mm mina 170815 (3)(1024x768)

La Prensa