Hermana de Rosa de Lobo: “Informe del TSC es sesgado”

Un informe del Tribunal Superior de Cuentas asevera que Gisela Bonilla era enlace entre el Praf y el despacho de la ex primera dama.

La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo aseguró que ella nunca recibió cheques. Solo entregó los zapatos.
La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo aseguró que ella nunca recibió cheques. Solo entregó los zapatos.

Tegucigalpa, Honduras.

Gisela Bonilla, hermana de la ex primera dama Rosa Elena de Lobo, emitió una declaración en relación con el informe que reveló el Tribunal Superior de Cuenta y que la señala como la encargada de manejar los cheques del programa Calzando los Niños de Honduras.

“Haciendo uso del derecho de réplica establecido en el artículo 33 de la Ley de Emisión del Pensamiento, solicito que en los mismos espacios y de forma íntegra sea publicada la presente aclaración al artículo que en fecha 15 de agosto de 2015 se divulgó por ese medio de comunicación social bajo los titulares: Primera página País 6 “Informe menciona a hermana de Rosa Lobo” y página 6 “Los cheques fueron manejados por familiar de ex primera dama”, manifiesta lo siguiente:

1. Durante el período comprendido del 8 de febrero de 2010 a diciembre de 2014, gozando de mi derecho al trabajo, me desempeñé como empleada del Programa de Asignación Familiar (Praf), de acuerdo a mi relación contractual, fui asignada al Despacho de la Primera Dama.

2. En cumplimiento de mi referida función laboral, recibí en un solo oficio en el que consta mi firma, los cheques emitidos por el Praf para revisar que los pagos atinentes a los proveedores del programa Calzando a los Niños de Honduras fueran consignados efectivamente a tales proveedores. Resulta tendencioso que por el solo hecho de ser hermana de la ex primera dama de la nación Rosa Elena de Lobo, el informe del TSC, de manera sesgada, haya señalado como presunción de irregularidad el hecho de que tales cheques, en el momento antes de su pago, fueran objeto de revisión por mi parte.

3. Deseo hacer notorio el hecho de que en el informe especial 004-2013-DASS-PRAF, emitido por el TSC y enviado al Ministerio Público, en la única parte que refiere a la posibilidad de responsabilidad penal, es de la página 41 a la 56, que alude exclusivamente a otros empleados del Praf, derivados de liquidaciones de viáticos, de giras de trabajo institucionales, lo cual no coincide con las publicaciones periodísticas y el boletín de prensa del TSC, que de manera alevosa señala a la figura de la ex primera dama y a mi persona.

4.-A efecto de aclarar las falsas imputaciones que nos motivan, en las que de manera indirecta señala la supuesta responsabilidad el informe del Tribunal Superior de Cuentas, ejerceré en el debido tiempo y forma mi derecho a la defensa, el que notoriamente se está vulnerando por el TSC, atribuyéndonos actos que en el mismo documento se establece que corresponde a otras personas, derecho que ejerceré oportunamente ante las autoridades competentes”.

Gisela Patricia Bonilla Ávila
0801-1975-08015

La Prensa