Salud asegura que en un mes se frenará la epidemia del dengue

El 50% de las regiones superaron la fase de alerta. No hay ninguna muerte registrada por dengue en 2015 Garantizan seguridad sanitaria a turistas.

El personal de Salud trabaja en la destrucción de criaderos y fumigación.
El personal de Salud trabaja en la destrucción de criaderos y fumigación.

San Pedro Sula, Honduras.

En el último mes, los casos de dengue han disminuido 43% y los de chikungunya 22% a nivel nacional.

Autoridades de la Secretaría de Salud aseguran que en un mes lograrán frenar la epidemia del dengue y seguirán tomando las acciones para disminuir la chikungunya.

Hasta la primera semana de agosto, los pacientes de dengue durante el periodo de 2015 suman más de 33 mil. Mientras de los que han sufrido chikungunya se reportan más de 63 mil desde agosto de 2014.

Campaña

Billy González, director general de redes integradas de servicios de salud, informó que llevan los comparativos semana a semana para tener mejor reporte del comportamiento de los virus y medir el resultado de las acciones.

“Se están destruyendo criaderos, se hacen procesos de fumigación y diversas actividades. Las acciones a nivel nacional han tenido el impacto esperado”, expresó González.

Añadió que de las 20 regiones sanitarias, 10 ya salieron de la fase de epidemia y en un mes se estaría frenando el dengue.

“Históricamente, en agosto la curva va hacia arriba y ahora va para abajo”, aseguró el médico.

Las regiones ya libres de la epidemia del dengue y que tienen controlada la chikungunya son Islas de la Bahía, Colón, Cortés, Atlántida y San Pedro Sula.

“Esto garantiza la seguridad sanitaria de viajeros que vienen en esta época a estos lugares, particularmente turistas salvadoreños y cruceros”, manifestó Gonzalez.

El médico añadió que otras cuatro regiones en corto plazo podrán controlar la epidemia; las otras necesitan redoblar esfuerzos.lm salud 160815(1024x768)

Monitoreo

Bredy Lara, jefe de Vigilancia de la Secretaría de Salud, señaló que parte del control se debe al monitoreo en los sitios centinela en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

“La vigilancia nos permite identificar qué tipo de influenza y otros virus respiratorios están circulando. Eso sirve para cambiar la vacuna según el virus que circula”, explicó Lara. Informó que hay poca circulación de influenza. “Tenemos otro tipo de virus circulatorios”, agregó el experto. La Secretaría de Salud toma un aproximado de 60 muestras semanales para ser examinadas. Lara manifestó que la jornada de vacunación en mayo ha ayudado a que se presenten las menores cantidades de casos.

La Prensa