"Si la Enee está funcionando a un 60%, es mucho"

El presidente del Sindicato de la Enee en San Pedro Sula habló con LA PRENSA sobre la crisis de la estatal.

Boris López, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) en San Pedro Sula.
Boris López, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras.

El deficiente servicio que está dando la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) se refleja en los múltiples reclamos diarios de sus abonados.

Boris López, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) en San Pedro Sula, habló con LA PRENSA sobre la falta de recursos humanos y materiales en la estatal y las consecuencias de esta problemática.

¿Cuál es la situación actual de la Enee en San Pedro Sula?

De forma operativa y administrativa estamos mal. Yo creo que si estamos funcionando a un 60%, es mucho. Desde que nos han quitado personal estamos mal y los más afectados son los abonados. Además no tenemos herramientas para recuperar pérdidas por energía.

¿En los más de 20 años de laborar para la empresa había visto una crisis como esta?

Viví la del 94, pero no se compara porque en ese entonces la problemática era interna, entre la empresa y trabajador. Esta crisis es entre el Gobierno y todos los trabajadores públicos; no solo de la Enee: están Hondutel y el Sanaa. Siempre hemos dicho que el abonado no debe pagar las consecuencias, pero ahorita las está pagando.

¿Cuántos empleados han sido suspendidos y cuántos quedaron en la oficina noroccidental?

En San Pedro Sula, 284. A nivel noroccidental son 332 suspensiones. Ahorita quedamos unos 224 empleados en las oficinas de San Pedro Sula.

¿Fueron injustas las suspensiones de algunos empleados?

Sí, tenemos una gran ausencia de algunos trabajadores porque la gente que dejaron en sus lugares no da el ancho. Los que menos tocaron fueron los paracaidistas; esos siguen. Hemos escuchado que van a seguir las suspensiones.

¿En cuánto se redujeron las cuadrillas con las suspensiones de técnicos?

Actualmente tenemos unas ocho parejas (16 personas) para los turnos de emergencias, cinco parejas de electricistas; tenemos en total unas 80 personas que nos hacemos cargo de San Pedro Sula, Pimienta, Villanueva, Potrerillos, La Lima, San Manuel y varios más. Antes éramos el doble (160 personas de campo).

¿Cómo están los turnos de emergencia?

Ahorita hay ocho parejas de emergencia que se dividen en turnos. De 6:00 am a 12:00 del mediodía, de 12:00 del mediodía a 3:00 pm, de las 3:00 pm a las 9:00 pm y de 9:00 pm hasta las 12:00 de la noche.
Luego de este tiempo no queda nadie, incluyendo el coordinador que se encarga de recibir las llamadas. Antes sí se quedaban; ahora ya no hay nadie porque nos suspendieron el pago de las horas extras.

¿Qué pasa si algún barrio o colonia presenta alguna falla de emergencia después de las 12:00 de la noche?

Pues no hay coordinador de turno. Esos teléfonos suenan toda la noche hasta que uno llega por la mañana. La línea 118 en San Pedro Sula ya no la atiende nadie, los teléfonos que se contestan son, en el turno de emergencia, el 2556-7272 y el 2556-6402. Cuando llegamos en la mañana nos encontramos de ocho a diez órdenes para comenzar el día.

¿Cuántas órdenes de trabajo están respondiendo a diario con esta situación?

En el día, 50 a 60 órdenes de trabajo; todo lo que es distribución (energía). En un día normal quedan pendientes unas 10 órdenes.

¿Cuál fue el argumento para retirarles el pago de las horas extras y que se desatara esta problemática?

Tomaron dos casos a nivel nacional y lo explotaron para todas las oficinas, diciendo que sacábamos salarios de 70 mil lempiras y la verdad es que los empleados solo representamos el 6% del presupuesto de la Enee. Ellos (autoridades) solo se basan en cifras, pero no ven la calidad de energía que están vendiendo.

¿Qué necesidades tiene la Enee para dar respuesta a los abonados?

No tenemos transformadores, postes, cables y medidores para la recuperación de la mora de la empresa. El martes (semana pasada) fuimos a cambiar un transformador a la colonia Prieto que se había dañado el sábado; la gente estuvo sin energía todo ese tiempo porque no teníamos transformador para cambiarlo.

Tenemos el otro cáncer que se llama Semeh (Servicio de Medición Eléctrico de Honduras), que solo corta la energía, cobra un recargo de 500 lempiras por reconexión y no les reconectan; el abonado tiene que pagar a alguien unos 300 lempiras para que lo haga.

¿A qué se deben las interrupciones semanales de energía?

Como ahora no pagan horas extras, los despejes que hacíamos antes los fines de semana ahora los tenemos que hacer en los días de semana y se sienten más. Esos son los programados. Los no programados son porque no se le está dando mantenimiento preventivo a la línea y por eso fallan.

La Prensa