Quienes quieran violencia no cuentan con nosotros: Biehl

John Biehl tomó nota de cada uno de los planteamientos hechos por los distintos sectores.

John Biehl del Río sentó ayer por primera vez en la mesa a diferentes sectores de la sociedad civil y de la oposición indignada.
John Biehl del Río sentó ayer por primera vez en la mesa a diferentes sectores de la sociedad civil y de la oposición indignada.

Tegucigalpa, Honduras.

El primer encuentro entre organizaciones de la sociedad civil, en el marco de la fase preparatoria para el diálogo nacional, concluyó con un fuerte llamado a evitar la violencia en las calles y hacer prevalecer la paz.

El facilitador del diálogo, John Beahl Del Río, exhortó a los hondureños a escucharse y entenderse para afianzar medidas que permitan mejorar la impartición de justicia y atacar la corrupción y la impunidad.

“No tienen por qué venir al diálogo si ustedes piensan utilizar la fuerza, ese no es problema nuestro, pero no estamos con eso de ninguna manera, no estamos con la violencia en las calles”, dijo.

Minutos después de estas declaraciones del mediador de la OEA al finalizar el encuentro con la sociedad civil, la marcha de las antorchas desencadenó en actos violentos.

tc dialogo2 150815(1024x768)
Los representantes de la sociedad civil hicieron fila para ingresar al salón.

El mediador expresó que Honduras es un ejemplo de paz en la actualidad al destacar que la marcha de las antorchas se ha venido realizando de manera pacífica, hasta ayer que irrumpió en Casa de Gobierno y en las cercanías de la residencia del gobernante de la República.

“El diálogo no puede utilizarse para insultar, hay que respetar este proceso, muchos hablaron apasionadamente y hay que tener paciencia”, indicó el representante de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Durante el diálogo con la sociedad civil, Biehl parafrasió: quienes quieran violencia no cuenten con nosotros; al tiempo que afirmó Honduras con sus antorchas pacíficas esta dando cátedra en América Latina. “No estamos aquí para hacer un informe y que pasen seis meses sin que pase nada, esto tendrá plazos. En dos semanas este encuentro se hará con los partidos políticos”, dijo. Manifestó que si alguien no quiere dialogar, que no lo haga.

Mesa

Obreros, académicos, empresarios, indignados, activistas de derechos humanos, campesinos y otros sectores del país dialogaron ayer sobre las deficiencias en el sistema de justicia hondureño.

Cada uno de los participantes tuvo la oportunidad de hacer su planteamiento sobre el combate a la corrupción y la impunidad durante ponencias de cinco minutos.

Biehl del Río tomó nota de cada uno de los planteamientos hechos por los distintos sectores reunidos en un hotel de la capital a puerta cerrada.

La primera mesa de trabajo se abrió ayer alrededor de las 10:00 am y fue cerrada a las 5:00 pm.

Asistieron personajes como la rectora de la Unah, Julieta Castellanos; la presidenta del Cohep, Aline Flores; el representante de Foprideh, Arnaldo Bueso; el dirigente de los indignados, Miguel Briceño; el dirigente del PAC, Salvador Nasralla.

Comunicado

Al final del encuentro, el representante de la OEA emitió un comunicado. Tras una semana de intensas gestiones, la misión de la OEA concluyó que un diálogo incluyente y participativo para la lucha contra la corrupción y la impunidad es posible en este país centroamericano.

“Lo primero era escuchar a todos”, dijo Biehl, y subrayó que “todos han contribuido de manera constructiva, presentando sus puntos de vista, para identificar aquello que creen que son los principales focos de corrupción e impunidad en la democracia hondureña”.

Señaló que “coincidentemente, la misión constató que los actores consideran que el principal reto que afronta la institucionalidad democrática es precisamente la corrupción y la impunidad”.

La Prensa