Turistas llegan con miedo a SPS y ahora narran grata experiencia

En su blog relatan su paso por San Pedro Sula, les recomendaron no venir pero decidieron conocer la "Honduras real".

Los turistas compartieron su experiencia durante su estadía en San Pedro Sula.
Los turistas compartieron su experiencia durante su estadía en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras.

"Al planificar nuestro viaje en coche desde Nueva York a Argentina, pensamos pasar el menor tiempo posible en Honduras, en el camino algo cambió y decidimos que teníamos que pasar unos días en ese país".

Así empiezan a narrar Brian, Alex y Eric, tres turistas estadounidenses la visita a Honduras que realizaron como parte de un recorrido por el mundo para llevar sus experiencias a la televisión.

En su blog Global Goulets narran especialmente su paso por San Pedro Sula denominada la ciudad más violenta del mundo.

"Ok bien, pero si vas a Honduras, no vaya a San Pedro Sula. Fue el consejo que recibimos de viajeros, páginas webs, amigos y familiares", cuentan en su blog.

Comparten que visitaron El Salvador, Guatemala y México e igual les habían advertido del peligro. "Nos encantó nuestra estancia en estos países a pesar de las advertencias de viaje", confiesan.

Previo a emprender su camino a Honduras contactaron a Bobby Durrett de D & D Brewery, un expatriado estadounidense que ha estado viviendo en el país durante los últimos 6 años.

"Se comprometió a mostrarnos esta "Honduras real", que requiere al menos un viaje a San Pedro Sula, lo que él llama "la capital mundial del asesinato que no lo es".

Llegaron a Honduras y exploraron Santa Cruz de Yojoa, las cataratas de Pulhapanzak, Tela y finalmente se trasladaron a San Pedro Sula.

"Por la mañana nos montamos en el coche, encendió el motor y comenzó el recorrido desde el Lago de Yojoa a San Pedro Sula".

Bobby intervino:

"Sí, estamos conduciendo a la capital mundial del asesinato, pero creo encontrarán que la realidad de lo que se ve es muy diferente de lo que han leído. No me mal interpreten, aquí hay lugares que no se puede ir de día o de noche. Pero si son cautelosos y usan su sentido común pueden tener una grata estadía aquí. Alrededor de 800 mil personas lo hacen todos los días ", les dijo Bobby.

Ya en la ciudad la primera parada fue para desayunar baleadas e iniciar después el recorrido que incluyó hasta tiendas por departamento.

Se trasladaron al hostal La Madrugada el cual describen como "uno de los hostales más bonitos que han visto".

"Era el lugar perfecto para tomar unas cervezas. Caminamos por el centro de la ciudad, el rodaje de la escena estándar de las familias que dan un paseo alrededor, disfrutando del clima, comer helado y tomando selfies. Capturamos todo esto con nuestra cámara de vídeo XF105 profesional no -tan- ocultable. Más tarde esa noche salimos de bar en bar hasta las 3:00 am".

A la mañana siguiente después de tomar varios cafés para aliviar las resacas cuentan que comenzaron el viaje de regreso con un sentimiento de orgullo.

"No es un orgullo que teníamos como de haber sobrevivido, sino un orgullo de habernos enfrentado a nuestros miedos. Queríamos averiguar la verdad por nosotros mismos y lo hicimos".

Al finalizar su experiencia recomiendan a las personas que con un poco de sentido común y precaución, pueden visitar y vivir en San Pedro Sula sin ningún problema como en cualquier otra ciudad del mundo.

"La verdad es siempre mucho más compleja, mucho más interesante y a menudo mucho más maravillosa que lo que vas a leer o ver en las noticias. La imagen que teníamos de San Pedro Sula en nuestras mentes era básicamente la oscuridad, disparos y luces intermitentes".

"Es tan difícil imaginar la gente caminando en la mitad del día, sonriente, tomando cafés y comiendo helados en la calle hasta que realmente lo ves por ti mismo", concluyen.

CatedralTuristasEnSPS1(800x600)
Los turistas estuvieron en el parque central donde observaron la normalidad con la que transitan y comparten los sampedranos.
Pulha.5(800x600)
Los turistas disfrutaron la belleza de Santa Cruz de Yojoa y Pulhapanzak.
Untitled-10.26(1024x768)
El grupo aprovechó para comerse sus respectivas baleadas.
La Prensa