Congreso envía fe de erratas sobre Ley de Protección Social

Según el Congreso antes se había ordenado la impresión una versión preliminar y no la final de la ley.

Según el comunicado del Legislativo antes se había ordenado la impresión una versión preliminar y no la final de la ley.
Según el comunicado del Legislativo antes se había ordenado la impresión una versión preliminar y no la final de la ley.

Tegucigalpa, Honduras

El Congreso Nacional de Honduras envió a la Empresa Nacional de Artes Gráficas (Enag) la fe de erratas de la Ley Marco del Sistema de Protección Social luego que se denunciara que había sido trastocada.

Según el comunicado del Legislativo antes se había ordenado la impresión una versión preliminar y no la final de la ley.

"La fe de erratas se realizó luego de contrastar las grabaciones de las sesiones con el documento que fue publicado en La Gaceta el 5 de marzo, comprobándose una serie de errores", indica el comunicado del Congreso.

La gerente legislativa del Congreso Nacional, Karen Motiño, aseguró que luego de una investigación se descubrió que el error radicó en que de manera involuntaria ‎se envió a publicar un archivo digital de una versión anterior a la final, razón por lo cual había muchos errores, unos de fondo y otros de forma, en la publicación en el diario oficial La Gaceta.

Explicó que esta ley ha sido una de las más socializadas en la historia del país y después de cada reunión con diferentes sectores surgía una nueva versión, además cuando entró al hemiciclo, ya como dictamen, los diputados también le hicieron más reformas al contenido, por lo que de tantas diferentes alternativas, se produjo la confusión.

El diputado José Tomás Zambrano informó que esa revisión se hizo luego de escuchar los argumentos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y las centrales obreras.

Argumentó que algunos señalamientos son incorrectos porque el dictamen entró a la Cámara Legislativa, se discutió en tercer debate y cuando se fue discutiendo artículo por artículo, varios diputados intervinieron en cada artículo e hicieron propuestas y sugerencias que fueron aceptadas y eso llevó a que se modificara la redacción una vez publicada.

Motiño destacó que el sistema funcionó porque los filtros para detectar errores de este tipo incluyen la publicación y un vacatio legis de 45 días para que cada sector pudiera revisarlo y detectar errores y eso no es nada anormal. “El sistema funcionó porque se detectaron errores y se pueden subsanar”.

Motiño aseguró que esos errores ya fueron corregidos luego de una semana de revisión de las grabaciones del debate en la Cámara Legislativa durante la aprobación de la normativa. No obstante, aclaró que la corrección automática provocará un retraso de 45 días de la ley, cuya vigencia plena estaba prevista para este mes.

La Prensa