Más noticias

El 37% de las llamadas al Teléfono de la Esperanza son por adicciones

Al día se reciben hasta tres llamadas por drogas.

Narcóticos Anónimos tiene reuniones para tratar los problemas de los adictos.
Narcóticos Anónimos tiene reuniones para tratar los problemas de los adictos.

San Pedro Sula, Honduras.

Hablar de adicciones es tabú entre los sampedranos, pero muchas personas buscan a diario ayuda profesional para superar la dependencia del alcohol o algún tipo de droga.

El Teléfono de la Esperanza es una de las primeras opciones de los adictos que necesitan apoyo.

Janeth Avelar, sicóloga de la asociación, dijo que al día se reciben hasta tres llamadas relacionadas con drogas.

“El 37% de las llamadas tienen que ver con los problemas ligados al alcoholismo y drogas; también hay un 22% de condiciones sicológicas conectadas con adicciones”.

Avelar añadió que en el Teléfono de la Esperanza se atiende la crisis en el momento, pero para tratar la adicción los ciudadanos son enviados a organizaciones de apoyo.

Ayuda

Narcóticos Anónimos es una entidad enfocada en ayudar a superar la adicción al alcohol y cualquier tipo de droga.

María Pérez (nombre ficticio), integrante de Narcóticos Anónimos, dijo que la mecánica que ponen en práctica para la recuperación se centra en el problema de la adicción, no en la sustancia en particular.

“A nivel nacional, los grupos de apoyo han crecido. En San Pedro Sula hay dos y los integrantes siguen aumentando”, manifestó.

Las personas interesadas en superar su problema con las drogas y el alcohol pueden llamar a Narcóticos Anónimos al número 9466-0000 y pedir más información.

Los miembros manifestaron que una de las virtudes de pertenecer a la organización es el anonimato.

Las personas no están obligadas a contar detalles de su vida privada y pueden cambiarse el nombre si lo desean. Además es gratuito.

La misión del Teléfono de la Esperanza es ser una entidad de voluntariado pionera en la promoción de la salud emocional y especialmente de las personas en situación de crisis individual, familiar o sicosocial.