Honduras: El Paraíso y Santa Rita, la cara y cruz de Copán

El palacio municipal de El Paraíso está inspirado en el Capitolio de EUA, incluso tiene helipuerto.

El edificio municipal es el ícono que enorgullece a El Paraíso

La Entrada, Copán, Honduras.

El Paraíso y Santa Rita son dos municipios de Copán que pasaron de ser pueblos perdidos en la frontera con Guatemala a convertirse en puntos estratégicos para el trasiego de droga y en asentamientos de los carteles hondureños.

El Paraíso, un poblado de 22,000 habitantes, le hace honor a su nombre en cierto sentido.
Su infraestructura moderna lo hace sobresalir. Allí, las obras son atractivos sin precedentes, como su palacio municipal.

Santa Rita es todo lo contrario. El que fuera territorio del hombre fuerte de la zona, Héctor Emilio Fernández Rosa, alias Don H, extraditado a Estados Unidos, pasa desapercibido. Él solo dejó recuerdos del apoyo a ferias patronales y eventos musicales. Nada más. Ambos poblados tienen en común la cantidad de pasos ciegos que comunican directamente con Guatemala por calles de terracería.

Durante años, estos dos municipios han sido testigos mudos del constante paso de cargamentos de cocaína de Honduras hacia Guatemala.

La falta de vigilancia en estos sectores permitió las operaciones no solo de capos hondureños, sino de guatemaltecos y mexicanos que operaron prácticamente a sus anchas.

“La poca institucionalidad en el país permitió que el narcotráfico se colara y penetrara en la política hondureña.

Pero la presencia de los narcos en la política supone nuevos retos para la ciudadanía; es decir que a partir de ahora la gente debe ser más exigente en definir quiénes son los candidatos”, dijo Arabezca Sánchez, analista en seguridad.

Los poblados

Santa Rita en Copán, con 31 aldeas y 30,000 habitantes, basa su economía en el cultivo de granos básicos, café y tabaco, rubros que son el sostén de cientos de familias en el área urbana y rural.

Sus comunidades no tienen edificios majestuosos. Allí, la sobriedad abunda pese a que es la tierra que vio nacer a uno de los narcos más temidos y poderosos, según las autoridades: Don H.
La Policía Nacional asegura que Héctor Emilio Fernández operó con muy bajo perfil.

Don H por años trasegó droga a Guatemala, según los requerimientos judiciales presentados en su contra, y era parte de la estructura del cartel de Sinaloa, del cual Joaquín “El Chapo” Guzmán es su máximo líder.

Las pocas veces que los habitantes de Santa Rita lo vieron fue en los meses de mayo, cuando se celebraba la feria patronal.

Su presencia era esperada, sobre todo en el desfile de caballos y porque siempre pagó grupos musicales.

Pero después de eso sus inversiones fueron casi nulas en su pueblo natal, relatan los pobladores.
Todos coinciden en que Fernández se alejó desde 2001 de Santa Rita y desde entonces hubo poca información de él.

En esos años fue cuando trabajó con Mario Ponce, el guatemalteco extraditado a Estados Unidos.
“Nadie en el pueblo sabía dónde estaba Héctor Emilio Fernández, no se le veía en Santa Rita.
Sabíamos que tenía su casa en una residencial en El Jaral, pero en el pueblo no pasaba.
Fue sorpresa para nosotros verlo capturado. Eso sí: su familia siempre ha sido honorable”, comentaron pobladores.

Grandes obras

Mientras tanto, en El Paraíso, las majestuosas construcciones en un municipio tan pequeño dejan boquiabiertos a los visitantes que por trabajo o placer llegan a este rincón del departamento de Copán.

El monumental palacio municipal es único en su género en el país. Fue inaugurado, con helipuerto incluido, en 2011 y ahora es un inusual atractivo turístico.xo serienumerotres 200315(1)(1024x768)

Pero El Paraíso tiene nuevas edificaciones. Las miradas se enfocan en la imponente iglesia que se reconstruye. Es una catedral ubicada a un costado de la alcaldía que reemplaza a la pequeña ermita que años atrás albergó a los fieles católicos.

La obra, aseguran los pobladores, se levanta con fondos de la misma feligresía. “El templo antiguo ameritaba ser remodelado y se decidió recolectar fondos de la feligresía y personas caritativas que se sumaron para hacer realidad la transformación del templo”, dijo Elena Canales, de la comunidad católica.

Tampoco deja de sorprender el moderno mercado inaugurado en noviembre de 2013. El mercado municipal Alexander, como fue bautizado, tiene modernos espacios.

Cada módulo posee cortinas corredizas. Todos los puestos son espaciosos y bien acondicionados.
Para los habitantes de El Paraíso, la gestión del exalcalde Alexander Ardón (37) en dos periodos dejó una importante huella.

Los pobladores aseguran que el desarrollo continuará en el municipio, pese a que los ingresos municipales que la Secretaría de Finanzas reportó en 2012, 2013 y 2014 alcanzan apenas los 7.3 millones.comparacion.6(1024x768)

La Prensa