Pasajeros sufren por altas tarifas de taxis sampedranos

Uno de los lugares donde los taxistas cobran cantidades desmedidas es la Gran Central Metropolitana.

Los sampedranos se quejan de los altos precios en las tarifas que imponen algunos taxistas. Foto Cristina Santos
Los sampedranos se quejan de los altos precios en las tarifas que imponen algunos taxistas. Foto Cristina Santos

San Pedro Sula, Honduras.

Viajar en taxi se ha vuelto un lujo en los últimos años debido a las altas tarifas que los transportistas imponen sin ningún control.

Quienes denuncian este problema indican que afuera de las principales universidades de la ciudad y la Gran Central Metropolitana, estos abusos están a la orden del día.

Por si fuera poco pagar entre 130 y 150 lempiras por un viaje, los usuarios también deben esperar que otros pasajeros “completen la carrera” para llegar a sus destinos y permitir que el taxista gane por una carrera múltiple unos 500 lempiras o más.

Henry Rodas, presidente de la Cooperativa de Taxis Hondureña Limitada (Cotaxihl), explica que estos cobros suceden en su mayoría entre los taxis ruleteros.

“Los taxis ruleteros o de barrido se basan en la oferta y la demanda. Nadie los rige y por eso se cobra lo que el taxista impone. Considero injusto que entre varios pasajeros una carrera llegue a costar unos 600 lempiras, pero es decisión del usuario aceptar. No todos los taxis cobran caro, pues el servicio de taxis colectivos es el servicio de transporte más barato de la ciudad y los radiotaxis tienen sus tarifas”, expresó. “Creo que las universidades se deberían organizar con los taxistas, hacer un convenio para establecer una cuota a cambio de la clientela permanente”.

Elio Muñoz, presidente de la Asociación de Taxistas de Honduras en San Pedro Sula, dice que es difícil controlar las tarifas porque en la Ley de Transporte no hay nada que las regule. “A veces hay abusos de algunos compañeros. En el caso de la terminal de buses, a los taxistas les toca pagar altas tarifas a los arrendadores. Cancelan 200 lempiras al día. Ellos también sufren por esos cobros abusivos y nadie vela por el gremio”, agregó.

Sin control

Rigoberto Inestroza, asesor legal en la Dirección de Transporte en San Pedro Sula, afirmó que no hay ninguna ley en esa institución que regule los precios en este tipo de transporte. “Los ruleteros son libres de cobrar lo que determinen, pues es oferta y demanda. Los colectivos sí tienen tarifas estipuladas, pero si el usuario se deja manipular o que le metan más gente en su carrera, es culpa solo de él. En la Dirección de Transporte no hay ninguna ley que estipule precios de tarifas”, expresó.

Diether Abbat Quiroz, director de Transporte Público en la comuna sampedrana, expresó que en la Municipalidad tampoco tienen ningún documento o ley que estipule cobros de tarifas. Aquí se encargan de cobrar impuestos de circulación y patente a los transportistas.

En las últimas semanas, este asunto ha sido motivo de conflictos por alzas en estos impuestos.

La Prensa