Enfermos piden el alta por calor infernal en el Seguro Social

La falta de aire acondicionado en diversas salas tiene de correr a los internos.

Solo un ventilador da aire en toda la sala de Pediatría del Seguro Social.
Solo un ventilador da aire en toda la sala de Pediatría del Seguro Social.

San Pedro Sula, Honduras.

Los pacientes del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) no soportan estar internos ante la falta de aire acondicionado en nueve áreas del centro asistencial.

La compra de los aires acondicionados está en proceso, ya que se debe someter a un proceso de licitación y tardaría más de un mes, informaron autoridades de la junta interventora.

Los pacientes que están hospitalizados claman que les den de alta antes del tiempo previsto, pues consideran que estar en esas salas sin aire y con colchones forrados de plástico es insoportable.

“Mi hermano estuvo dos días en Observación y ahí sí hay aire. El problema fue después de la operación, se le bajó la presión cuando estaba en sala de recuperación porque el calor era infernal. Le pedimos al doctor que nos diera el alta para cuidarlo en la casa y que esté en mejores condiciones; pero nos explicó que no se podía porque ellos son responsables de su salud”, dijo Marissa Padilla, familiar del paciente.

Como este caso hay varios, pues en la sala de Ginecología también se reportan peticiones de pacientes que piden que los dejen salir del hospital para seguir los cuidados y tratamientos en sus hogares por considerar inhumanas las condiciones en las que están internos.

Juan José Leiva, director municipal de Salud, explicó las consecuencias para la salud de los pacientes de estar en esas condiciones. Dijo que no se puede tener a tantos pacientes en una unidad cerrada sin los servicios mínimos de ventilación e iluminación.

“Sabemos que están tomando cartas en el asunto y la alcaldía está presta a auxiliar si se le pide, porque nos preocupamos por esos ciudadanos. Si una personas es hipertensa y está tres horas en un lugar con tanto calor, tenga la seguridad que su estado va a empeorar porque se va a desmayar y se le va a subir la presión. Hay que actuar con rapidez en este problema”, refirió Leiva.

Añadió que para la contaminación basta con la exposición continua en ambientes cerrados y la falta de ventilación, y si se tiene encerrado a gran número de enfermos es una mezcla de virus y bacterias que podría afectarlos.

“Médicamente no es adecuado. Las personas que llegan posquirúrgico tiene que ser atendidas en condiciones porque las heridas pueden sobreinfectarse, ya que en salas comunes hay pacientes con dengue, chikungunya, tuberculosis y un sinnúmero de enfermedades que exponen a los enfermos “, explicó el médico.

La Prensa