En tres meses, Enee importó 408,000 dólares en energía

Importaciones podrían prolongarse hasta agosto si no llueve en los próximos días.

En el país se produce energía limpia a través de diversos proyectos; también se compra energía térmica para suplir la demanda nacional.
En el país se produce energía limpia a través de diversos proyectos; también se compra energía térmica para suplir la demanda nacional.

Tegucigalpa, Honduras.

La falta de lluvias como efecto del fenómeno de El Niño ha provocado la reducción de la generación de los embalses hidroeléctricos del país.

Lo anterior ha inducido a que autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) importen energía del mercado centroamericano para suplir la demanda nacional.

Este año, desde marzo se han comprado unos 408 mil dólares en energía, un promedio de 136 mil dólares mensuales, informó Leonardo Derás, subgerente técnico de la empresa estatal.

“En promedio compramos 136 mil dólares mensuales de energía, adquirimos entre 80 y 100 megavatios desde marzo a la fecha. No ha llovido, por lo que estimamos seguir con la importación hasta agosto”, anunció.

En ese sentido, consideró que en estos próximos meses las compras se reducirán y se harán solo por la noche porque compensa la generación de los proyectos de energía solar que han iniciado.

Alternativas

Recientemente se inauguró el parque fotovoltaico en el sur del país, con una capacidad inicial de 25 megavatios.

Se calcula que en la zona sur del país (Choluteca y Valle) hay potencial para producir 400 megavatios de energía solar y 210 megas en El Paraíso; y en menor escala está el departamento de Yoro.

Además, Deras expuso que las adquisiciones se hacen a través del mercado de oportunidad y no por medio de contratos fijos, por lo que las transacciones se hacen cuando son necesarias.

Dijo que estas compras se hacen desde hace tres años para complementar la demanda, pero solo en la época de verano, porque durante este tiempo se entra en déficit de la potencia instalada disponible.

Añadió que en los últimos tres años se ha experimentado un ascenso de 4 a 6% en la demanda energética. Para el caso, la época más crítica de este año fue en abril, cuando se alcanzaron los 1,500 megavatios de consumo.

“El año pasado, la demanda más alta andaba en 1,440 megavatios, es decir, que cada año la demanda va aumentando un promedio de entre 40 y 60 megavatios”, explicó el funcionario.

Ángel Hernández, miembro del Sindicato de Trabajadores de la Enee (Stenee), exteriorizó que estas importaciones se hacen porque la demanda se eleva y lo importante es llevar el servicio a la población.

No obstante, de los hondureños depende la cantidad que se compra porque se hace de acuerdo con el déficit de energía. En ese orden, detalló que las importaciones se hacen de Guatemala, El Salvador y Nicaragua, dependiendo de donde se encuentre la disponibilidad de energía.

“No nos oponemos a estas compras porque la población necesita la energía eléctrica y debemos suplir el servicio a los hondureños, independientemente a cómo y quién se le compre en el mercado centroamericano”, concluyó.