Fallece pilar de la Cruz Roja Hondureña   

La dama Meneca de Mencía, presidenta de la institución, falleció hoy en Tegucigalpa.

La dama Meneca de Mencía estuvo al servicio de la Cruz Roja durante 50 años.
La dama Meneca de Mencía estuvo al servicio de la Cruz Roja durante 50 años.

San Pedro Sula, Honduras.

La dama Meneca de Mencía ha fallecido hoy jueves 21 de mayo en la capital tras una dura lucha contra una enfermedad que la aquejaba a sus más de 80 años.

La información fue revelada por el expresidente Rafael Leonardo Callejas vía Twitter. "Expresamos nuestra condolencia a su familia y a la Cruz Roja Hondureña por el fallecimiento de doña Meneca de Mencia . QEPD", escribió.

La ilustre dama dedicó más de 50 años de su vida a servir ad honoren a la Cruz Roja, y aunque no era hondureña de nacimiento, sino argentina, su corazón lo sembró en el país desde que llegó y se volcó a servir al más necesitado.

Durante la crisis de 1998 ocasionada por el hucarán Mitch, doña Meneca fue una de las personas que más apoyó a los damnificados y dedicó su vida entera a vivir para servir.

Hoy jueves, cuando llegaban las 2:00 pm, entregó su alma al Divino Redentor en el Hospital del Tórax después de estar enfrentando diversas complicaciones de salud.

De hecho, murió sin que la sociedad se acordara de la nobleza que siempre la caracterizó. En 2011 fue el último homenaje en vida que le ofrecieron.

Virginia Biagosch Beltrán, su nombre de nacimiento, fue presidenta de la benemérita de la Cruz Roja por más de medio siglo.

Frente a la Cruz Roja nunca ganó un salario. "Gano mucha satisfacción pero ni un cinco en dinero", expresó a LA PRENSA en el 2007.

Doña Meneca nació en Tucumán, Argentina el 27 de mayo de 1931 pero era naturalizada hondureña.

Anhelaba ser cantante, y estudió canto, pero un alumno de medicina, Daniel Mencía, le cambió el sueño, le robó el corazón, se casó con ella a la distancia, a través de un poder, y luego se la trajo a Honduras.

Meneca3.1(800x600)
Doña Meneca de Mencía junto a su esposo Daniel Mencía quien la trajo a Honduras y su familia en el 2011.
La Prensa