Más noticias

Seguridad anuncia investigación y operativos en mercados de Tegucigalpa

Congreso endurecerá a 12 años de prisión la pena por comercio ilegal de proyectiles.

Las municiones son comercializadas en varios negocios de la 4 y 5 avenidas de Comayagüela.
Las municiones son comercializadas en varios negocios de la 4 y 5 avenidas de Comayagüela.

Tegucigalpa, Honduras.

La Secretaría de Seguridad anunció ayer una amplia investigación y la ejecución de operativos en los mercados de Tegucigalpa para desarticular los negocios que se dedican a la venta clandestina de municiones.

Leonel Sauceda, portavoz de la Policía Nacional, dijo que el Estado es el único facultado para la comercialización de armas y proyectiles de diverso calibre, por lo que están en la obligación de fiscalizar, investigar y detener a todas aquellas personas que se dedican a esta actividad ilegal.

El anuncio se hizo un día después que LA PRENSA publicara un trabajo investigativo que reveló el comercio clandestino de proyectiles en negocios y almacenes de la quinta avenida de los mercados de Comayagüela y Tegucigalpa.

“Garantizamos que en las próximas horas la Policía Nacional estará haciendo operativos para tratar de determinar plenamente la veracidad de la denuncia y desde luego actuar de acuerdo a lo que corresponda y frenar este tipo de hechos”, apuntó.

El oficial reconoció que la venta clandestina de balas es un serio problema porque causa que personas que pudieran estar vinculadas a actuaciones ilícitas este aprovisionándose de esta munición en el mercado negro para ejecutar sus actividades delictivas.

“De inmediato, la Policía comenzó una investigación y va a actuar de inmediato porque estos negocios se podrían estar prestando a la venta ilegal de proyectiles”, acotó.

Endurecerán medidas

David Chávez, presidente de la Comisión de Defensa del Congreso Nacional (CN), anunció que la nueva Ley de Tenencia y Portación de Armas contiene severas sanciones a quienes trafiquen con municiones.

“Esta nueva ley, próxima a discutirse. también regula, controla y sanciona fuertemente a estos pequeños comercios de la economía informal que trafican con proyectiles. La pena es de reclusión y puede ser de 9 a 12 años”, anunció.

Reconoció que el único lugar autorizado para comercializar proyectiles y explosivos es la Armería Nacional, que es una dependencia de las Fuerzas Armadas de Honduras (FF AA).

No obstante, Luis Redondo, secretario de la Comisión de Seguridad del CN, cree que es oportuno que se amplíen los comercios para vender estos artefactos.

Lo anterior es con el objetivo que haya más lugares de venta pero con una certificación respectiva, porque de lo contrario siempre existirá el contrabando de proyectiles, según el parlamentario.

“En este momento las armas se venden solo en la Armería; debería haber una opción para que se puedan vender en negocios certificados y no debe existir concentración de mercados; de esa manera se evita que la gente venda ilegalmente”, expuso Redondo.

Conforme al diputado, la Ley de Portación de Armas contiene varios factores, entre ellos el de las municiones; pero esta legislación no se ha discutido a profundidad y denunció que no hay voluntad política para aprobar este proyecto.

En ese orden, dijo que durante el dictamen de la ley propondrá que se extienda el mercado de venta de proyectiles en el país.

“Tienen miedo a descentralizar la venta de armas y municiones, creo que no se debe centralizar y dar apertura a través de vendedores certificados, porque si no siempre existirá el contrabando. Es mejor abrir el mercado con controles extremos”, reiteró

Expertos consultados por LA PRENSA recomendaron al Gobierno una veda en la venta de armas y proyectiles en el país, así como un desarme general que permita reducir la incidencia de homicidios en el país.

Otra sugerencia es limitar la venta de tiros a los calibres del arma autorizada y previamente registrada en el Registro Nacional de Armas.