Más noticias

Suspenden nuevo horario tras fracaso de diálogo con alumnos

El ministro Marlon Escoto dijo que la determinación durará mientras se llegue a consenso.

Los alumnos, padres y autoridades de Educación retomaron el diálogo, pero nunca se<br/>llegó a un consenso final.
Los alumnos, padres y autoridades de Educación retomaron el diálogo, pero nunca se
llegó a un consenso final.

Tegucigalpa, Honduras.

La nueva jornada de 45 minutos por hora clase quedó suspendida en al menos 19 colegios, anunció ayer la Secretaría de Educación, luego del fracaso de las mesas de diálogo con los padres de familia y estudiantes.

“La suspensión temporal es para que ningún centro, padre de familia o alumno sienta la presión de aplicar, sin ningún tipo de consenso, un horario escolar”, explicó el ministro Marlon Escoto en conferencia de prensa.

Escoto ofreció estas declaraciones unas tres horas después de que los alumnos abandonaran las mesas de diálogo para definir alternativas de horario, a raíz de su inasistencia a la reunión.

Estas mesas de discusión se habían conformado como compromiso de la semana pasada entre alumnos y autoridades, lo que incluyó el cese de las protestas estudiantiles y suspender la hora clase de 45 minutos en unos 13 colegios capitalinos.

En ese sentido, los institutos en conflicto seguirán con los mismos horarios, aclaró el secretario de Educación mientras no se logre consenso en la manera de aplicar cinco minutos más a la hora clase.

Estudiantes2.7(1024x768)
Estudiantes abandonaron el diálogo.

Fracaso

La reunión empezó a las 9:30 am en el colegio San José del Carmen, con representantes estudiantiles, padres de familia, directores, consejeros y autoridades.

Las palabras de exhortación a un diálogo -de parte de las religiosas del instituto- se diluyeron en apenas unos minutos, cuando los alumnos escucharon que el ministro Escoto no asistiría.

Los jóvenes dieron la espalda a los expositores y abandonaron el salón en señal de protesta para definir las medidas de presión a tomar.

Los colegiales se oponen a la ampliación de la clase de 40 a 45 minutos al asegurar que mueve la hora de entrada y salida, por lo que tendrán problemas de transporte y seguridad.

“Si Educación dice que paga esos minutos que no se imparten, entonces que no se los paguen a los maestros y no afecte a los alumnos”, exhortó Rony Gómez, representante de los progenitores.

El diálogo se retomó con las palabras del representante de Educación, Saúl Morales, pero los jóvenes no accedieron.

Al concluir la reunión, unos 15 universitarios simultáneamente obstaculizaron el paso y quemaron llantas frente a la entrada de la Unah para solidarizarse con los de sector media, según dijeron.

Estudiantes3.6(1024x768)
En la Unah hubo protestas.