"Índices de impunidad van bajando, pero aún falta mucho"

Juan Orlando Hernández participó hoy yen la graduación de 97 integrantes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic).

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, pidió al Congreso ratificar el rango constitucional para la Policía Militar.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, pidió al Congreso ratificar el rango constitucional para la Policía Militar.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este martes durante la graduación de 97 integrantes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) del Ministerio Público, que “antes, en este país, se cometían delitos y no sucedía nada, pero estamos trabajando fuerte para acabar con la impunidad”.

Agregó: “debemos reconocer que ahora el Ministerio Público tiene un gran papel en el objetivo de recuperar la paz y la tranquilidad del país”.

Los índices de impunidad van bajando, pero aún falta mucho por hacer”, manifestó Hernández.

“Hoy el Ministerio Público está siendo evaluado de manera diferente por el trabajo que se está haciendo”. “Nunca se había visto una actuación de frente contra el crimen, capturando, recuperando bienes y se han recuperado regiones que estaban tomadas por los narcotraficantes, se les quitaron los bienes y se les pegó donde más duele”.

“Hoy, a muchos se les ha capturado, se les ha enjuiciado, se les han quitados los bienes y hay algunos que han sido expatriados porque cometieron delitos que perjudicaron a otros países”, prosiguió diciendo.

Demandas al Estado

El gobernante hondureño hizo una solicitud al Fiscal General de la República, Óscar Chinchilla, para que “nos ayuden a investigar cómo se coluden algunos jueces con abogados de las empresas privadas que le generan grandes pérdidas al Estado por el cobro de demandas millonarias”.

“Debemos investigar si hay jueces que se ponen de acuerdo con los abogados y con estos jóvenes (graduados de la Atic) debemos desmantelar esas redes que tanto daño le hacen al país con el cobro de demandas por uno, dos, tres, cuatro y hasta cincuenta veces más de los prudente”, expresó.

“Debemos adecentar la parte privada de los defensores, aquí es impresionante ver cómo se fabrican pruebas y cómo algunos que tendrían que salir libres se quedan y otros que se deberían quedar, salen libres…”, comentó.

Y se preguntó: “¿Cuál es el país que queremos nosotros?”, para luego responder que “un país decente, en armonía, con valores morales y en el que se recupere la paz y la tranquilidad del pueblo hondureño”.

“En el país se debe hacer un análisis de lo que sucedió entre 2006 y finales de 2009, investigar, analizar cuáles fueron las causas para que el crimen organizado y la delincuencia común crecieran a niveles insospechados y por qué el índice de homicidios se disparó hasta en un 80.44 por ciento”, indicó.

La Prensa