“Arrastramos mora de L733 millones; los recuperaremos”

El alcalde del Distrito Central espera para 2015 lograr avances en lo del Trans-450.

El alcalde del Distrito Central espera para 2015 lograr avances en lo del Trans-450
El alcalde del Distrito Central espera para 2015 lograr avances en lo del Trans-450

Tegucigalpa, Honduras

Para el alcalde de la capital hondureña, Nasry Asfura, no ha dejado a un lado las inversiones en obras sociales en el Distrito Central y aseguró que está satisfecho con los logros alcanzados; pero espera que 2015 sea un mejor año. Sus retos son culminar el proceso de municipalización del agua y las obras pendientes del Trans-450 para lograr que comience operaciones en el primer semestre de 2016.

¿Alcanzó su meta de transmitir a los empleados municipales su mística de trabajo 24/7?

El que no realice su trabajo no está conmigo, eso no lo soporto, y con base en ello hemos ido pagando prestaciones a los que no entiendan esa mística de trabajo. Todos debemos entender que cada contribuyente es nuestro cliente, somos servidores públicos.

¿A cuántos empleados liquidó en su primer año de administración?

Hemos retirado a unos 600 empleados, el 95% con sus derechos. Hemos buscado cubrir estos espacios entre los compañeros reubicando al personal que tiene más tiempo de laborar. Sin embargo, en el presupuesto 2015 la planilla absorbe más de 300 millones.

¿Se sorteó el desfase financiero con el que empezó la Municipalidad en 2014?

Estamos al día con todos nuestros acreedores. El año 2014 lo cerramos con el presupuesto de 2,780 millones, no se amplió, solo hubo trasferencias de fondos de una partida a otra cuando se necesitó.

¿Se mejoró la recaudación tributaria?

Estoy agradecido con la ciudadanía que nos dio su voto de confianza. En la primera amnistía de julio recaudamos 125 millones de lempiras, a finales de este mes, con el segundo perdón de multas, esperamos alcanzar los 150 millones. Arrastramos una mora de 733.5 millones que tenemos que recuperar y estamos seguros que lo haremos porque cada centavo que pagan los ciudadanos los traduciremos en obras.

¿Cómo se sustentará el presupuesto 2015 que subió un 16% respecto al de este año?

No lo tengo claro aún, mucho de este presupuesto de 3,331 millones se sustenta en los ingresos por concepto de impuestos. El tributo de Bienes Inmuebles es la columna vertebral de la Alcaldía. Le siguen Industria y Comercio y la Tasa Vial.

Sabemos que la Alcaldía adquirió un nuevo préstamo. ¿No hay fondos en la Alcaldía para ejecutar los proyectos?

La Alcaldía se sostiene a sí misma, lo que pasa es que aún no cerrábamos el año y necesitábamos fondos para pagar los anticipos de varios proyectos. Entregamos 33 millones de anticipo al contratista y la empresa supervisora del paso Prado-Humuya. Al igual que para otros cinco proyectos, pedimos dos préstamos, uno de 40 millones y otro de 13. Con lo que se recaude este nuevo año en impuestos vamos a honrar esta deuda.

¿Cuál es el monto total de la deuda que acumula la Alcaldía?

Deuda entre bancos, Injupemp, proveedores, algunos juicios por reintegro de personal, pago de prestaciones, unos 70 millones que debemos a la Enee, acumulamos 2,400 millones. Esa deuda representa como un 70% del presupuesto 2015.

Algunos regidores critican la pobre inversión en obras sociales.¿Se dejaron a un lado los programas de desarrollo comunitario?

Para nada, lo que pasa es que las grandes obras de infraestructura es lo que más se mira, pero hemos trabajado en obras sociales, como muros de contención. Reparamos la funeraria del pueblo, con Desarrollo Social hemos capacitado a unas 30 microempresas. Hemos recuperado canchas, mantenemos el programa de donación de agua potable, con ocho tanques que reparten agua todo el día. En lo de mercados empezamos el ordenamiento y vamos a gestionar los fondos para reubicar a los vendedores. Y hemos reforzado las escuelas y clínicas municipales.

¿El Trans 450 es o no un proyecto fallido?

No es un proyecto fallido, es un proyecto serio con inversión de 51 millones de dólares con financiamiento internacional. Se ha invertido mucho dinero, es el futuro del transporte público para los próximos 20 años. Son 8.5 kilómetros de la primera ruta, pero yo no puedo abrir una parte y la otra no, se debe concluir de forma integral.

¿La apertura de algunos tramos para tráfico liviano es una señal que no se le dará continuidad al proyecto?

Para nada, la meta es entregarlo completo a la población a mediados de 2016. En enero del próximo año vamos a licitar los siete puentes peatonales, continuar con los trabajos en la Kennedy para construir el retorno, el patio de los buses, semaforización y señalización. Esperamos que el 5 de enero el contratista empiece las obras de Emisoras Unidas- Unah y su retorno.

¿En qué quedaron las negociaciones con los transportistas? ¿están listos para operar las unidades?

Este proyecto es algo nuevo para todos, incluso para ellos, no puedo decir si están preparados o no. Lo que sí puedo garantizar es que están comprometidos a arriesgarse en el proyecto. Porque para sacar adelante el Trans, ellos tienen que sacar de circulación 380 unidades de los corredores para arriesgarse en esta nueva era de transporte. Quiero aclarar que hay un contrato serio firmado en el que se establecen multas de tres mil a quince mil lempiras diarios por unidad si incumplen los recorridos o los requerimientos técnicos. Si acumulan sanciones, se rescinde el contrato, no pueden dejar de operar el sistema o se cierra el contrato.

¿Considera el retiro de algunos de los portones?

Sí, todos los que no cumplan la ley, estamos trabajando en eso.

¿Se mantendrá este controvertido proyecto?

Sí, pero enmarcado en ley.

Para el alcalde de la capital hondureña, Nasry Asfura, no ha dejado a un lado las inversiones en obras sociales en el Distrito Central y aseguró que está satisfecho con los logros alcanzados; pero espera que 2015 sea un mejor año. Sus retos son culminar el proceso de municipalización del agua y las obras pendientes del Trans-450 para lograr que comience operaciones en el primer semestre de 2016.

¿Alcanzó su meta de transmitir a los empleados municipales su mística de trabajo 24/7?

El que no realice su trabajo no está conmigo, eso no lo soporto, y con base en ello hemos ido pagando prestaciones a los que no entiendan esa mística de trabajo. Todos debemos entender que cada contribuyente es nuestro cliente, somos servidores públicos.

¿A cuántos empleados liquidó en su primer año de administración?

Hemos retirado a unos 600 empleados, el 95% con sus derechos. Hemos buscado cubrir estos espacios entre los compañeros reubicando al personal que tiene más tiempo de laborar. Sin embargo, en el presupuesto 2015 la planilla absorbe más de 300 millones.

¿Se sorteó el desfase financiero con el que empezó la Municipalidad en 2014?

Estamos al día con todos nuestros acreedores. El año 2014 lo cerramos con el presupuesto de 2,780 millones, no se amplió, solo hubo trasferencias de fondos de una partida a otra cuando se necesitó.

¿Se mejoró la recaudación tributaria?

Estoy agradecido con la ciudadanía que nos dio su voto de confianza. En la primera amnistía de julio recaudamos 125 millones de lempiras, a finales de este mes, con el segundo perdón de multas, esperamos alcanzar los 150 millones. Arrastramos una mora de 733.5 millones que tenemos que recuperar y estamos seguros que lo haremos porque cada centavo que pagan los ciudadanos los traduciremos en obras.

¿Cómo se sustentará el presupuesto 2015 que subió un 16% respecto al de este año?

No lo tengo claro aún, mucho de este presupuesto de 3,331 millones se sustenta en los ingresos por concepto de impuestos. El tributo de Bienes Inmuebles es la columna vertebral de la Alcaldía. Le siguen Industria y Comercio y la Tasa Vial.

Sabemos que la Alcaldía adquirió un nuevo préstamo. ¿No hay fondos en la Alcaldía para ejecutar los proyectos?

La Alcaldía se sostiene a sí misma, lo que pasa es que aún no cerrábamos el año y necesitábamos fondos para pagar los anticipos de varios proyectos. Entregamos 33 millones de anticipo al contratista y la empresa supervisora del paso Prado-Humuya. Al igual que para otros cinco proyectos, pedimos dos préstamos, uno de 40 millones y otro de 13. Con lo que se recaude este nuevo año en impuestos vamos a honrar esta deuda.

¿Cuál es el monto total de la deuda que acumula la Alcaldía?

Deuda entre bancos, Injupemp, proveedores, algunos juicios por reintegro de personal, pago de prestaciones, unos 70 millones que debemos a la Enee, acumulamos 2,400 millones. Esa deuda representa como un 70% del presupuesto 2015.

Algunos regidores critican la pobre inversión en obras sociales.¿Se dejaron a un lado los programas de desarrollo comunitario?

Para nada, lo que pasa es que las grandes obras de infraestructura es lo que más se mira, pero hemos trabajado en obras sociales, como muros de contención. Reparamos la funeraria del pueblo, con Desarrollo Social hemos capacitado a unas 30 microempresas. Hemos recuperado canchas, mantenemos el programa de donación de agua potable, con ocho tanques que reparten agua todo el día. En lo de mercados empezamos el ordenamiento y vamos a gestionar los fondos para reubicar a los vendedores. Y hemos reforzado las escuelas y clínicas municipales.

¿El Trans 450 es o no un proyecto fallido?

No es un proyecto fallido, es un proyecto serio con inversión de 51 millones de dólares con financiamiento internacional. Se ha invertido mucho dinero, es el futuro del transporte público para los próximos 20 años. Son 8.5 kilómetros de la primera ruta, pero yo no puedo abrir una parte y la otra no, se debe concluir de forma integral.

¿La apertura de algunos tramos para tráfico liviano es una señal que no se le dará continuidad al proyecto?

Para nada, la meta es entregarlo completo a la población a mediados de 2016. En enero del próximo año vamos a licitar los siete puentes peatonales, continuar con los trabajos en la Kennedy para construir el retorno, el patio de los buses, semaforización y señalización. Esperamos que el 5 de enero el contratista empiece las obras de Emisoras Unidas- Unah y su retorno.

¿En qué quedaron las negociaciones con los transportistas? ¿están listos para operar las unidades?

Este proyecto es algo nuevo para todos, incluso para ellos, no puedo decir si están preparados o no. Lo que sí puedo garantizar es que están comprometidos a arriesgarse en el proyecto. Porque para sacar adelante el Trans, ellos tienen que sacar de circulación 380 unidades de los corredores para arriesgarse en esta nueva era de transporte. Quiero aclarar que hay un contrato serio firmado en el que se establecen multas de tres mil a quince mil lempiras diarios por unidad si incumplen los recorridos o los requerimientos técnicos. Si acumulan sanciones, se rescinde el contrato, no pueden dejar de operar el sistema o se cierra el contrato.

¿Considera el retiro de algunos de los portones?

Sí, todos los que no cumplan la ley, estamos trabajando en eso.

¿Se mantendrá este controvertido proyecto?

Sí, pero enmarcado en ley.

La Prensa