Honduras y EUA fortalecen lucha contra lavado de activos

La Guía de Investigación será útil para rastrear fondos ilícitos a gran escala.

La Guía de Investigación será útil para rastrear fondos ilícitos a gran escala.
La Guía de Investigación será útil para rastrear fondos ilícitos a gran escala.

Tegucigalpa, Honduras

Los gobiernos de Honduras y Estados Unidos lanzaron hoy una guía de investigación financiera para fortalecer las investigaciones de los dineros "sucios" del crimen organizado.

Esta herramienta es la primera Guía de Investigación Financiera y Contable de Honduras, que será de mucho aporte en las investigaciones de fiscales y analistas financieros con los más altos estándares internacionales.

El embajador de Estados Unidos en Honduras, James Nealon, y el coordinador general del gobierno hondureño Ramón Hernández Alcerro, lanzaron la guía en un evento de Casa Presidencial.

El manual fue creado con base en las leyes hondureñas y enseña las mejores prácticas para las investigaciones financieras, señaló la Embajada Americana.

La guía será incorporada en el plan de estudio de la Escuela Judicial de Honduras y estará lista para los fiscales e investigadores del Ministerio Público, así como de los policías que trabajan en investigaciones financieras complejas.

El proyecto contará con la asesoría de especialistas del gobierno de Estados Unidos, quienes brindarán capacitación técnica y asistencia sobre el uso de la guía. "El lavado de dinero y crímenes financieros son muy complejos, y estos contaminan muchos bancos y organizaciones financieras alrededor del mundo. Esta guía será una herramienta sumamente útil para enfrentar el lavado de dinero y el crimen organizado", dijo Nealon.

El embajador afirmó que "el gobierno de los Estados Unidos continuará apoyando los esfuerzos de Honduras en la aplicación de la ley para llevar ante la justicia a aquellos involucrados en crímenes financieros, tal y como lo estamos haciendo con el narcotráfico".

El lavado de dinero a gran escala afecta negativamente la fortaleza de un país y sus ciudadanos, señala la embajada estadounidense.

La Prensa