Mipymes de San Pedro Sula han perdido más de 10,000 empleos

La inseguridad, bajas ventas y trabas en el acceso a financiamiento son causas del estancamiento de los emprendedores.

En el barrioMedina se aglutinanmuchasmicro y pequeñas empresas, sobre todo de ebanistería.
En el barrioMedina se aglutinanmuchasmicro y pequeñas empresas, sobre todo de ebanistería.

San Pedro Sula, Honduras.

Las bajas ventas, los constantes apagones de energía, la inseguridad y la falta de acceso a préstamos han causado la pérdida de más 10 mil empleos en el sector de la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) en San Pedro Sula.

Aunque faltan tres meses para el cierre del año 2014, dicho valor representa el 33.33% de los 30 mil empleos que se han perdido a escala nacional.

Efraín Rodríguez, presidente en la zona norte de la Asociación Nacional de Medianos y Pequeños Industriales de Honduras (Anmpih), manifiesta su preocupación por la actual situación de los emprendedores, causada, según él, por las bajas ventas, la inseguridad y la falta de acceso a financiamiento; pero sobre todo porque ha sido el año que más cortes de energía eléctrica ha sufrido.

“Ha sido un año bastante difícil para el sector. No hemos podido tener un crecimiento, muchas empresas se han visto obligadas a cerrar y otros a recortar gastos”, indica.

Rodríguez dice que actualmente hay empresas que están perdiendo desde mil hasta más de un millón de lempiras, lo que provoca el cierre de las mismas.

“En comparación con el año 2013 lejos de haber un desarrollo ha habido un retroceso”, lamenta.

El representante de los microempresarios detalla que hasta la fecha unas 200 nuevas mipymes se han registrado en la Anmpih, en su mayoría de bisutería y alimentos.

Sin embargo, los sectores textil y de zapatería han tenido un estancamiento. “Estamos esperando el reglamento para que la ley de protección del sector informal comience a favorecernos este mes”, refiere.

Dentro de ese contexto, los microempresarios piden que los bancos y las financieras den políticas accesibles a los emprendedores para que puedan obtener los préstamos necesarios para sacar adelante sus negocios.

“Estamos teniendo un acercamiento con las cooperativas para darles a conocer las necesidades del sector y que ellos se involucren más en darnos un apoyo financiero para 2015”.

Según la dirigencia de las mipymes, en la actualidad la inversión es mayor que la ganancia; no obstante, tratan de salir adelante porque es una fuente de empleo.

“No podemos abandonar porque sabemos que estaremos desempleados”, concluye Larissa Vásquez, vendedora de comidas.

La Prensa